¿Para qué sirve servir?

170
Maestra Dilmarys Cuello

Vivencias que dejan moralejas 

POR: DILMARYS CUELLO – Educadora. Reside en Santiago Rodríguez

Hace unos días, motivados por una problemática de carácter social, nos vimos precisados una vez más a convocar el pueblo para que saliera a las calles a protestar por los frecuentes apagones que nos afectan. Situación que resulta molesta a todos y que sumado al desasosiego que causa el calor en nuestra provincia, se le agregan además el alto costo de la facturación por este servicio. 

El problema con la energía no era solo de Santiago Rodríguez y demás provincias de la Línea Noroeste, sino que también se vio afectada parte del Nordeste.

Como parte de nuestra responsabilidad con el pueblo desde la Federación de Juntas de Vecinos de Sabaneta (Fejuvesa) hemos estado incondicionalmente al lado del mismo, en las mejores causas, en defensa de la sociedad sabanetera y/o nacional. 

Esta vivencia viene dada por las injuriosas opiniones, que de allegados y lejanos recibí cuando anunciamos la protesta y se recrudecieron cuando desistimos a la misma. ¿De qué sirve servir? Es una pregunta que desde el fin de semana ha repercutido en mí cabeza.   

Para unos, es una forma de alimentar su egocentrismo.  Para otros la forma más expedita de colaborar en procura del bienestar de sus vecinos y la forma de sentirse más útiles en la sociedad. 

Todos somos afectados en mayor o menor medida por los tediosos y desagradables apagones, razón por la que todos estamos llamados a asumir de alguna manera la defensa de esta sociedad, que en definitiva es nuestra defensa misma.

¿Por qué demandar de otros, algo que nosotros podemos hacer? Esto me huele a mezquindad o puras ganas de joder, por mera comodidad o simple conveniencia politiquera…Que, si bien se puede dar desde Santiago Rodríguez, quien sabe y a nivel nacional alguien se beneficiara de los apagones. La explicación fue que era para mejorar, después de ese “arreglo” los apagones han sido de corta duración ¡gracias a Dios!, eso debieron decirlo antes de hacerlo, pero por algún lado la comunicación no está bien. 

Me surge el recuerdo de una canción de Silvio Rodríguez, llamada «Sueños con serpientes»…. y con ella reafirmo mi compromiso de ser yo. De continuar haciendo obras públicas y privadas, que vayan en beneficio colectivo. Servir tiene sentido si lo haces de corazón y con la única satisfacción del “deber cumplido”. 

En definitiva, “El que ojos que vea y el que tenga oídos que oiga» El compromiso es de todos, por lo que quien sienta la necesidad y el compromiso de luchar, que tome su cruz y nos siga…

La Biblia dice: “Entonces él se sentó y llamó a los doce, y les dijo: Si alguno quiere ser el primero, será el postrero de todos, y el servidor de todos” Marcos 9: 35. 

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here