spot_img
InicioOpinionYo tengo un sueño

Yo tengo un sueño




Por: Dr. Bienvenido Segura.

La entrada del pueblo estaba adornada por una hilera de frondosos árboles que surcaban las orillas de la carretera y en la bifurcación de las avenidas, fue erigida una rotonda alegórica a las actividades productivas propias del municipio.

El alcalde había eliminado escombros y tarantines que arrabalizaban y contaminaban el ambiente, tal como lo contemplaba el Plan Estratégico y el Plan de Desarrollo concebido por la comunidad. Los caminos vecinales eran acondicionados con regularidad.

La gente estaba alegre, feliz y orgullosa de vivir en el pueblo. Las calles sin grietas ni hoyos, limpias, identificadas y señalizadas exhibían aceras y contenes bien cuidados. Los árboles y las flores embellecían el ambiente y los munícipes decían sentirse en la gloria.

El nuevo mercado era un monumento donde se exponían productos en tramos de colores y la higiene se respiraba y se veía. Los productos cárnicos eran de calidad porque se procesaban de acuerdo a las normas y las buenas prácticas de manufactura.

La Policía Nacional y la Policía Municipal velaban por el cumplimiento de las leyes y los conductores las respetaban desde que la alcaldía organizó el tránsito y colocó semáforos en las intersecciones de peligro.

La Contraloría General de la República fiscalizaba las inversiones y las erogaciones que hacía la Alcaldía. El ejecutivo municipal rendía cuentas y transparentó el manejo de los recursos financieros que recibía la institución.




Los recursos humanos fueron seleccionados de acuerdo con el perfil de cada puesto y periódicamente eran evaluados para determinar si alcanzaban las metas o lograban los resultados esperados. Los cementerios remozados respetaban la dignidad de los difuntos.

El alcalde hizo convenios de gestión con varias instituciones e impulsó el desarrollo integral de la municipalidad, promoviendo la salud, el turismo, la educación, la agropecuaria, los deportes, el emprendedurismo y la cultura. La Orquesta Filarmónica fue formada con talentos locales y de manera regular ofrecía conciertos en barrios y campos.

Del politécnico egresaban jóvenes que se insertaban en el mundo laboral e ingresaban a las torres universitarias construidas en el municipio a cursar sus estudios. El Centro de la Cultura se erigió dónde estaba la Cárcel Pública; niños y adultos frecuentaban la biblioteca virtual, la sala de cine y teatro y la escuela de artes.

El nuevo parque servía de entretenimiento y esparcimiento sano. Las calles circundantes fueron adoquinadas y convertidas en peatonales en los días festivos. Los edificios del centro del pueblo fueron remozados y sus paredes sirvieron de mural donde artistas plásticos plasmaron episodios de la historia local.

El comportamiento de las autoridades era apegado a la moral y a las buenas costumbres. El alcalde era el mejor ejemplo para la sociedad. Desperté al escuchar una voz envuelta en un tierno susurro de madrugada…era mi esposa que me hablaba al oído.




ARTICULOS RELACIOANADOS

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Coopsano

809-580-2378spot_img

Supermercado Doble A

809-580-2204spot_img

Ferreteria Genere

809-580-2929spot_img

Con tu ayuda seguiremos trabajando.

blank

El Nuevo

spot_img