Por Marcelo Peralta
El matrimonio entre Hipólito Mejía y Miguel Vargas Maldonado parece no tener arreglo.
La reunión entre Vargas Maldonado y Leonel Fernández aleja más la reconciliación.

Los insultos de Hipólito contra Miguel abren más las heridas.

Hipólito Mejía lanzó rayos y centellas contra Miguel y ahora quiere reconciliar.
En sus ataques despiadados, llegó, inclusive, hasta asuntos familiares y personales.
En una ocasión en mi condición de periodista cuestioné en Santiago a Mejía en torno a esos de que ataques y me respondió que esos se hacían en política.

En mis trajines por los lares partidarios como periodista he observado que José Francisco Peña Gómez y Juan Bosch a quienes entrevisté muchas veces nunca lograron conciliar.

Peña Gómez y Jacobo Magluta tampoco.
Peña Gómez y Salvador Jorge Blanco jamás se juntaron.
Peña Gómez y Antonio Guzmán menos.

Todos acudían a sus enemigos políticos como era Joaquín Balaguer y no lograron volver juntos.
Hoy el escenario está preparado para separarse más.
Miguel Vargas Maldonado busca el lado de Leonel Fernández, adversario que lo derrotó en el año 2008.

Mientras que Hipólito Mejía trata de cobijarse en la sombra del Presidente Danilo Medina.
Hipólito Mejía en su desenfrenada actividad política insulta a todo el mundo.
Por esa actitud está cosechando los frutos podridos.

Este señor pasado Presidente de la República se les va las manos y la lengua y cree que los demás no tienen sentimientos.
A Danilo Medina lo descalificó para gobernar y ahora anda pidiendo “Cacao”.
Hubo ocasiones en que decía no reconocer la victoria obtener por el Mandatario en el año 2012.
Lanzó todo tipo de epítetos en su contra.
Ahora anda de buscando ayuda.
Los insultos son muy lesivos y rompen relaciones.

Aunque no tengo velas en ese entierro, sin embargo, como periodista en los periplos de Hipólito Mejía, los ataques eran despiados y sistemáticos los que vertía contra Miguel Vargas Maldonado.
El expresidente Mejía atacaba más fuertes de Miguel Vargas Maldado que a su enemigo político y contrincante Danilo Medina.

Recuerdo una actividad de las tantas que cubría para el medio al que laboraba en ese entonces fue que en San Francisco de Macorís, el expresidente Hipólito Mejía insistió en que está dispuesto al diálogo para la reunificación del Partido Revolucionario Dominicano, pero al mismo tiempo criticó con dureza y crudeza al presidente de esa organización, Miguel Vargas Maldonado.

Pero no solo era a Vargas Maldonado que atacaba como una fiera sino que en su campaña Mejía afirmaba que en procura de preservar al PRD como herramienta de equilibrio y esperanza del país, han tenido que soportar todo tipo de ofensas.

Advertía con palabras crudas sosteniendo que “y a estos sinvergüenzas” se les está yendo de las manos el irrespeto a la dignidad y al valor de los compañeros perredeístas”.

Miguel Vargas Maldonado en la campaña formó tienda aparte con un maridaje con Leonel Fernández y la firma del acuerdo t ambos acudieron con las famosas corbatas azules.

En ocasiones el MVM como se le bautizó a Miguel dijo en ocasiones que a Hipólito Mejía que era el candidato del PRD en el 2012 le faltó decirle al país qué iba hacer el candidato perredeísta con el sector educación.

Además de cómo enfrentaría el problema de energía eléctrica.

Cómo solucionar los problemas de salud.

Asimismo Vargas Maldonado afirmaba que el 75% de la población dominicana quería algo nuevo, pero que el candidato del PRD no alcanzó ni 50% de los votos, provocándole otra derrota al PRD.

¿ENTONCES QUIEN SE ARREGA ASI?

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.