La Sublevación de Sabaneta, ausente en las efemérides de los periódicos dominicanos

351
Casa Consitoria

Por: Ricardo González Quiñones.
Muy de mañana, leo las noticias más importantes y las efemérides de los diarios dominicanos, incluido éste, SabanetaSR.com, Prensa Global Digital de mi amigo Marcelo Peralta, que publicó un artículo sobre lo que conmemoramos hoy, y Soy Sabanetero.Net.

Qué pena, amigos que me han leído en los últimos siete años, no aparecemos en ninguna de las efemérides de los periódicos de circulación nacional, siendo La Sublevación de Sabaneta, el acontecimiento más importante para comenzar a librar la Guerra de la Restauración, con la cual nuestros héroes, mártires y heroínas, nos devolvieron la Independencia que habíamos perdido aquel lunes 18 de marzo del año 1861, cuando el inconsulto caudillo le regaló nuestra nación a los españoles.

Hoy a 153 años de aquel glorioso domingo 22 de febrero del 1863 y a veinte y tres meses de haberse anexado nuestro país, un puñado de héroes, algunos de ellos aun en el anonimato, decidieron luchar por restaurar nuestra Independencia. Pero hoy no quiero escribir sobre La Sublevación, sino de la apatía, del desconocimiento y del desinterés de los que han llevado la antorcha como timón del buque insigne para sacar nuestro municipio del ostracismo que ha sido enclaustrado.

Cuándo tendremos personas con luces para levantar nuestro Municipio llamado San Ignacio de Sabaneta.

Cuándo comenzaremos a entender que somos nosotros los que debemos propagar nuestras hazañas, nuestro heroísmo y protagonismo en la guerra restauradora, por toda la geografía nacional, para que un día como hoy podamos aparecer en todos los diarios de circulación nacional y en el extranjero.

Cuándo cambiaremos “botellas” por educación y cultura, proselitismo por investigación científica, tarjetas de solidaridad por trabajos comunitarios.

Mientras algunas personas solo se interesen por criticar como van vestidos los que asumen la responsabilidad de asistir a los actos del 22 de febrero, no iremos a ninguna parte. Con el agravante, de que algunos “Dioses Sabaneteros” no asisten a los actos, porque ellos están por encima del bien y del mal. Oh! mi Dios.

Sigan comprando conciencia y votos, aprovechándose de la miseria de algunos que por falta de incentivos, conciencia y poca fe, no se han decidido a estudiar, para desenmascararlos.

Hasta pronto, Dios querrá

Ricardo González Quiñones
Sabanetero

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here