spot_img
InicioOpinionLa Semana Santa y la reflexión

La Semana Santa y la reflexión




Por: María Nicaury Ureña.

La Semana Santa es una fecha en la que se conmemora la pasión, la muerte y resurrección de Jesús de Nazaret. Esta celebración, realizada entre los meses de marzo y abril, comienza con el Domingo de Ramos y finaliza con el Domingo de Resurrección.

La historia de la Semana Mayor, como también se le conoce, está escrita en los evangelios canónicos, y dependiendo de la cultura y el país, se celebra en forma diferente.

En República Dominicana al igual que en algunos países caribeños, se realizan actos religiosos, vía crucis y otras procesiones para conmemorar el ideal de la fecha. La gastronomía de la temporada incluye diferentes tipos de pescados, habichuelas y habas con dulce, chacá o maíz caquiao, jalea de batatas, entre otros postres.

A pesar de que la pascua es una efeméride religiosa y un período de intensa actividad litúrgica dentro de las diversas confesiones cristianas donde se busca recordar el paso de Jesús por el mundo y su legado de amor, para algunos significa un “fin de semana largo”, aprovechando así los días feriados que inician desde el jueves Santo.




Salir de paseo con la familia, visitar ríos, playas, el campo, o irse de vacaciones en esta estación, son costumbres que no están mal vistas al contrario, posibilitan recargar las energías que le viabilizan a cada quien continuar con sus compromisos el resto del año, es también positivo disfrutar de los platos típicos de la temporada, así como fortalecer la fe cristiana sin embargo, hay algo que debe de acompañar a cada persona ya sea en la iglesia o tomando el sol frente al mar; la reflexión.

En Semana Santa, dependiente o independientemente de las creencias religiosas, y como se ha mencionado, de las actividades que se decidan realizar en ella, debe existir dentro de cada sujeto un significado espiritual que le llame a la reflexión, cuestionar sus acciones y rescatar los valores que le permiten ser un mejor ser humano, como el amor hacia los demás, la caridad con los necesitados, el respeto, la empatía, la comprensión, la solidaridad y la bondad para con otros.

Estos días han de ser pasados en familia, dialogando y reflexionando sobre sus propias acciones y el papel suyo en la tierra. Pregúntese:

  • ¿Qué estoy haciendo para ser un mejor individuo?
  • ¿Qué hago a favor de los necesitados?
  • ¿De qué manera estoy contribuyendo a la sociedad y al país?
  • ¿Cuáles valores necesito aplicar o restaurar en mí y mi parentela?

Recuerde que los golpes en el pecho no le llevarán a la salvación, un verdadero cambio en su corazón se ve reflejado en sus obras y en la bondad con la cual trata a las personas que le rodean.




ARTICULOS RELACIOANADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Coopsano

809-580-2378spot_img

Supermercado Doble A

809-580-2204spot_img

Ferreteria Genere

809-580-2929spot_img

Con tu ayuda seguiremos trabajando.

blank

El Nuevo

spot_img