El grito de cada aurora y la violencia contra la mujer en las Américas y el Caribe

80
Tony Cedeño - Escrito

POR: TONY CEDEÑO – Escritor Reside en Ecuador 

La estabilidad de una nación pende de la eficiencia legislativa, de la transparencia de los poderes, de la preservación de toda forma de vida, del velar por el orden, la seguridad y la paz, de elegir cada día el bien común y la sana convivencia de los pueblos al respecto del respeto de una sagrada norma irrenunciable como irrenunciable son los valores, así como la defensa de los sagradísimos Derechos Humanos. 

En el presente se ha hecho notoria la hondura de la falta de empleo y las escenas migratorias son una corriente constante. Se hilan al caos las manifestaciones naturales como inundaciones, tormentas tropicales y caída de granizo en zonas del planeta dónde nunca han ocurrido casos señalados como en los desiertos de Atacama en Chile, el Sahara en África y en Arabia Saudita por igual siendo para el mundo una labor tediosa el traspasar está muralla alta nominada como Covid-19. 

Sin embargo, todas las aristas como todos los centros son importantes; me refiero a que las bases sociales más vulnerables no pueden ser desatendidas con favoritismos hacia las clases acaudaladas y una lección nos toca el corazón. Porque si no aprendemos a ser humildes tras está vicisitud no veo de que otra forma lo podamos lograr. 

No se trata de darle a la sociedad una solución momentánea con un bono social, se trata de que, a base de trabajo y en conjunto entre conciudadanos y Estados logren construir una sólida independencia siendo el ente humano responsable, formando núcleos colectivos que breguen entre sí para revitalizar su sentido de pertenencia tan importante para preservar sus tradiciones y costumbres. 

Con respecto a la violencia contra la mujer los índices aumentaron de manera considerable lo que causará un retroceso de varios años en la lucha por sus preciados requerimientos que reclaman justicia mismos que son demandas de las organizaciones que trabajan por la igualdad de género a nivel mundial; a este repunte se suma la vulnerabilidad económica y de ambiente social. 

Según la (CEPAL: Comisión Económica para América Latina) en la región mueren diariamente 12 mujeres. 

Con una sociedad femenina mermada, desnutrida y huérfana de amor que necesita de afecto y calor humano dentro de un entorno intrafamiliar armonioso se convierte este penosamente en una jaula para quienes no toleran vivir sin libertad. 

Las normas patriarcales se suceden de generación en generación, reproduciéndose vastas escenas inmorales, quedando agravios muy ceñidos al alma, dejando secuelas perdurables donde el maltrato es el pan de cada día. 

Las tasas de femicidio están entre las más altas del mundo siendo los derechos humanos pisoteados con una huella imborrable de dolor. Nadie puede vivir de está manera, pero obligados por el sistema cada persona lucha por resistir. 

La Nota Estratégica de la oficina regional de las Américas y el Caribe 2019-2021 expresa en su informe la situación de las mujeres. Aquí un fragmento de lo que se cita.

Personas

  • El 40 % de las adolescentes (de 15 a 19 años de edad) han sufrido violencia por parte 
  • de sus parejas. 
  • 1.1millones de niñas (de 15 a 19 años de edad) han sufrido violencia sexual o algún tipo de acto forzoso. 
  • El 50 % de las primeras experiencias sexuales de las adolescentes del Caribe no han sido voluntarias ni consensuadas. 
  • El 21 % de las mujeres han sufrido violencia física o sexual a manos de su pareja en los últimos 12 meses.
  • Cerca de una de cada cuatro niñas de América Latina contrae matrimonio antes de los 18 años, siendo América Latina y el Caribe la única región del mundo donde el matrimonio infantil no está en declive. 
  • El 20 % de los nacidos vivos provienen de madres adolescentes, siendo esta la segunda tasa más alta de embarazo adolescente.

Planeta

  • Las mujeres representan menos del 12 % de la población beneficiaria en los procesos de reforma agraria. 
  • El porcentaje de mujeres a cargo de granjas agrícolas varía de un 8 % en Belice y 
  • Guatemala a cerca del 30 % en Chile, Jamaica y Santa Lucía. 
  • Se estima que 8.4 millones de personas de la región viven en el recorrido de algún huracán y que 29 millones de personas viven en zonas de inundación. Las mujeres, y especialmente las que viven en situación de pobreza, se ven afectadas de manera desproporcionada por los desastres y tienen niveles de resiliencia diferentes y desiguales. 

Paz y Gobernanza 

  • Seis de cada 10 mujeres migrantes son violadas de camino a los 
  • Estados Unidos.
  • 14 de los 25 países con las tasas más altas de femicidio se encuentran en América.
  • No es preciso que el ser humano goce de inequidades a un tiempo donde se debe erradicar el egoísmo porque lo inhumano lacera la médula de un espíritu y su retroceso se vuelve imparable. 

Las semillas que el amor puede fecundar son las apropiadas para una unión entre seres humanos maduros y comprometidos a constituir algo mas que un lazo un pacto honorífico.

Porque si el espíritu es animoso puede ser productivo, y si el espíritu no es productivo no zarpará hacia ningún puerto. Quedará su memoria parental llena de un vacío y faltante de anhelos caerá como un noctámbulo desvelado inválido de sueños. 

No vivirá dentro de una rosa augusta su pensamiento que sólo conoce de falencias, dirigirá sobre el miedo sus pasos y sus rondas nocturnas qué sabrán de alegría si solo conoce de tristezas.

La excelente acústica que resonaba desde su ser rodó hasta donde mora el olvido, su envidiable nobleza con que aspiraba el aire matutino cesó, su paso doble y su bolero se quedaron en un escenario sin público y el silencio se tornó en una larga condena. 

Muere quien no aspira a nada y taciturno se esfuma bajo su mirada perdida; es como una nebulosa indivisible y sin paisaje, sin color y sin forma; nada notorio se enreda en sus manos, y no hay pintura, ni lápiz, menos aún colores que despierten su interés por vivir. 

Recordemos la frase célebre de Horacio «Carpe Diem» (aprovecha cada día, no te fíes del mañana).

Mario Benedetti resalta en su poema titulado «No te rindas» ese impulso motriz que se mueve gracias a la energía de nuestro corazón, mientras que Julio Cortázar resalta la «Esperanza» con su enunciación: 

«Probablemente de todos nuestros sentimientos el único que no es verdaderamente nuestro es la esperanza. La esperanza le pertenece a la vida, es la vida misma defendiéndose».

El primer escritor mencionado eleva el autoestima y el segundo sostiene con afirmación su palabra. 

Por lo promulgado termino éste texto con mis humildes letras: La esperanza jamás será vencida porque de ella proviene el grito de cada aurora y la simiente de cada flor se goza en si misma tanto por su belleza como por su valía. 

Este acto es irreversible y no hubo ni habrá poder humano que pueda vencer a este milagro fehaciente y solo la providencia podrá en tiempo divino ejecutar para bien nuestro lo que con sus designios así lo considere.

Fuente citada

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here