spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
InicioNoticiasSaint Louis, 1904

Saint Louis, 1904

San Luis, el área metropolitana más grande del estado de Misuri, fue el encargado de la organización de los III Juegos Olímpicos de la era moderna. La ciudad, situada al en la costa este de Estados Unidos, tenía la difícil tarea de levantar la expectación que París 1900 había dejado en unos Juegos. No obstante, éstas olimpiadas también se hicieron coincidir con la Exposición Universal que se llevaba a cabo en el territorio, tal y como se dio en la sede francesa cuatro años antes. Entre el 1 de julio y el 23 de noviembre alrededor de 700 atletas de 13 nacionalidades distintas participaron en el evento, compitiendo en 17 deportes que ramificaban en 104 especialidades. A pesar de contar con una financiación sobrada, sólo 42 deportistas eran foráneos ya que no se logró congregar a más delegaciones europeas.

Fue aquí en San Luis donde se inició la costumbre de entregar medallas de oro a los ganadores de las pruebas, siendo la plata para los segundos puestos y el bronce para los tercer clasificados. La lucha libre, el boxeo y el baloncesto conseguían entonces su oficialidad como deportes olímpicos.

Fue el presidente Roosveltquién se decantó por la ciudad de San Luis en detrimento de Chicago, también candidata. Tristemente, los III Juegos serán recordados por la segregación racial a la que se vieron expuestos, en una zona de explotación algodonera de una época difícil para el hombre de color que habitaba en Estados Unidos. El todavía patrón de los Juegos, barón de Coubertin, se mostró aborchornado ante tales manifestaciones racistas.

Una de las figuras más importantes del evento fue Archie Hahn, atleta local velocísimo que ganó tres pruebas de atletismo y fijando un récord que perduraría 28 años. Los estadounidenses Martin Sheridan y Ralph Rose empataron una mítica final de lanzamiento de disco que poco después deshizo Sheridan a su favor.El rey de la gimnasia fue Anton Heida, logrando cinco triunfos. George Eyser consiguió 3 medallas máximas, dos de palta y una de bronce. No obstante, la gran estrella fue Rew Ewry, con cuatro oros en diferentes pruebas de salto.

Como curiosidad podemos destacar el que se considera el primer deportista en realizar un fraude en unas olimpiadas. Fred Lordz recorrió la mayor parte del maratón en automóvil para bajarse del mismo justo antes de llagar al estadio y cruzar la meta. Cuando estaba a punto de recibir la medalla de manos de la hija del presidente, se destapó la situación y fue desposeído del título.

La minúscula representación extranjera situó a Estados Unidos muy por encima del resto de condecorados. Así, consiguieron los norteamericanos un total de 207 medallas, 70 de ellas de oro, mientras que la segunda en el medallero fue Alemania, con tan solo 13 y 4 oros.

Fuente: 

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
- Advertisment -spot_img
- Advertisment -spot_img
- Advertisment -spot_img
- Advertisment -spot_img
- Advertisment -spot_img
Carreta Mata del Jobo – (frente a Villa Nolasco)spot_img