Montreal, 1976

255

A partir de los Juegos Olímpicos de Montreal 1976, el mundo aprendió a situar Rumanía en el mapa gracias a la gimnasta Nadia Comaneci. Su actuación en Canadá fue, sencillamente, de otro planeta. Con sólo 14 años, esta gimnasta fue capaz de ganar cinco medallas, tres de ellas de oro, y conseguir siete puntuaciones de 10.

La joven Comaneci dio a Rumanía su primer oro en unos Juegos Olímpicos y consiguió el primer 10 de la historia. Así pues, no tuvo rival en Montreal. Otro de los grandes protagonistas fue Juan Albertorena, un velocista cubano que consiguió por primera vez dos oros en las pruebas de 400 y 800 metros lisos. El italiano Klaus Dibiasi y el soviético Viktor Saneiev, lograron sus terceras medallas de oro en las pruebas de salto de plataforma y triple salto, respectivamente.

Por otro lado, en Montreal se dio un paso importante hacia la igualdad de géneros, puesto que se incluyeron las pruebas femeninas de baloncesto, remo y balonmano.

Pero no todo fueron buenas noticias, ya que en 1976 se produjo el primer boicot a unos Juegos Olímpicos. Hasta 24 países africanos dieron calabazas al COI, al que pedían que no dejara competir a la selección neozelandesa de rugby por haberse enfrentado a Sudáfrica, contra cuyo régimen racista estaban los países africanos.

La actuación española fue muy discreta, con tan sólo dos medallas de plata en el haber final. Las consiguieron el equipo de piragüismo en la disciplina 1000 K4 y los regatistas Pedro Lluís Millet y Antonio Gorostegui.

El inicio de las olimpiadas estuvo marcado por la finalización a última hora y tras diferentes huelgas de la villa olímpica y por el discurso de inauguración de la reina de Inglaterra, que desagradó a los canadienses francófonos.

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here