Por: Dilmarys Cuello
Les contare algo irreverente: Una de mis amigas tenía a su madre grave estaba en intensivos en el Hospital que acapara tu atención a la entrada o salida de Santiago-con su inteligencia, se que lo identificaron ya- y como buenas amigas, junto a una hermana que tenemos en común llegamos allá.

Mi amiga no había comido nada por la preocupación de la gravedad de su madre, pero no queríamos dejar el área para comer en la planta baja, así que las tres vimos LA CAPILLA.

La gran pregunta es ¿Por qué la capilla está justo en la sala de intensivos? Es acaso que ¿los qué está ahí se mueren más rápido?, es que al poner la capilla tan cerca de la zona de intensivos le estamos diciendo ¿qué por su condición crítica de salud Dios se acuerda mas de ellos o ellos pueden acordarse más de Dios? o mejor aun la conclusión que nos da esta escena es que cuando estamos en dificultades extremas, es la única forma en que nos encontramos con Dios.

Vivir cualquier situación difícil nos lleva a buscar la solución al no encontrarla por las vías que creímos convenientes o las que teníamos a nuestra disposición entonces recurrimos a Dios, como último recurso, aun sabiendo desde el principio que él tenía la solución al problema que nos agobiaba.

Cuando nos montamos en un avión, abordamos otro medio de transporte más seguros que nos sintamos, tendemos a hacer algún gesto que nos acerque a quien creemos que tiene el control de todo, decimos algunas palabra repetidas y en la mayoría de los casos sin mayor significado para los que nos rodean, el significado mayor se lo damos nosotros y entendemos con esto que Dios, no va a responder. Él lo hará, claro que lo hará, pero ¡no solo en situaciones difíciles!

La vida nos presenta momentos difíciles, estados críticos de salud, problemas económicos que nos deprimen, situaciones ambientales que no podemos controlar entre otros tantos problemas que de seguro usted recordara y que no plasmo en este articulo. Pero se que coincidimos en que la solución la tiene Dios. No basta con una repetición en momentos “pico” de nuestras vidas, necesitamos la dependencia de Dios en todo tiempo.

Tal vez este sea mi artículo más directo con lo que por año he querido decirles, es que ya es tiempo en el que nuestro vocabulario debe varia de: “yo sé que existe algo”, “yo creo que no estamos solos”, “yo creo en algo”. Es Dios el que está en completo control de nuestras vidas y si comenzamos a tener una relación directa con el, artículos como este estarán sobrando. No pretendo predicarles religión, les propongo una relación con el que le ha dado todo lo que usted tiene ahora; y si le parece que no merece lo que tiene podemos hablarlo en otro momento, yo con gusto le ayudare a entenderlo y lo que no sepa,-de seguro no sabré mucho- juntos lo investigaremos.

Hola a todos y todas, lo olvide, cuestiones de la edad.

La Biblia dice:“para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos”.

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.