El gobierno achucha al pueblo

223

Por: Marcelo Peralta. 
El pueblo dominicano está vulnerable ante el paquetazo fiscal los precios de los alimentos y los servicios no tienen freno, no hay autoridad y eso agrava el problema del hambre en el país, donde los impuestos se les aplican a los pobres porque el gobierno del PLD achucha al país.

El ardid con que el Congreso aprobó el paquetazo fiscal ya nos tiene acostumbrado, ya que debe hacer lo que desde el Palacio Nacional traza el Poder Ejecutivo, porque sus integrantes reciben «LINEAS».

Mientras el cólera ha matado a alrededor de 50 personas, el presidente Leonel Fernández quien se pasea por el Medio Oriente en una entrevista al periodista José Levy de CNN confirma que la cifra es de 13 víctimas.

Nuestro gobernante, un genio de la tecnología nos e das cuenta que al decir algo así va a resonar en los oídos de millones de humanos, especialmente entre los dominicanos, porque las noticias llegan en fracciones de segundos.

Hay que ver que cada día en el país aumenta los niveles de pobreza, pese a que está en su fase de desarrollo, donde se agrava la situaron por la línea de pobreza debido al incremento en los precios de los alimentos de mayor demanda y los servicios básicos.

Los precios de productos, como precio el galón de gas de cocinar que está a 105 pesos, los de los combustibles están inalcanzables y lleva a millones de personas a no poder pagar por una alimentación suficiente y los servicios básicos.

Ahora los precios de los alimentos están alcanzando niveles peligrosos y que, de continuar su escalada, amenazan a decenas de millones de personas en todo el país, especialmente a los que ganan sueldos por debajo de los 5 mil pesos y aquellos miles de desempleados.

El aumento de la pobreza extrema, calificación que atañe a las personas que sobreviven con pocos recursos, la que trae consigo malnutrición, debido a que las más pobres comen menos, se ven obligadas a comprar alimentos más baratos y menos nutritivos.

En República Dominicana el panorama no está alejado de ésta realidad debido a que es un país calificado como en vías de desarrollo y depende de los vaivenes de la economía local, por lo tanto, la fragilidad ante el crecimiento de la pobreza se agudiza.

«Indudablemente que la aprobación del paquetazo fiscal afecta al país en general, porque se une a la falta de circulante, carencia de empleos, recesión económica y los gastos del Presidente Leonel Fernández saliendo del país es una carga muy pesada para el pueblo humilde y trabajador.

Con la puesta en vigencia del paquetazo fiscal, subirá las tarifas de los servicios, los alimentos, el costo de los colegios privados, medicinas y otros servicios.

Son diversos los factores que influyen en la crisis económica, como es la presencia masiva de haitianos y haitianas, la despiadada forma de redistribuir los recursos por concepto de impuestos, el desempleo, la sobrepoblación, los altos índices de pobreza, la vulnerabilidad ante las inclemencias del clima, los que abren la brecha para que República Dominicana sea afectado en gran manera por las crisis imperante.

Y el metro de Santo Domingo que se traga los millones de Chaflín, dejando al interior «prácticamente huérfano», con calles deterioradas, sin agua potable, energía eléctrica, sin fuentes de trabajo, crece la delincuencia y se desmejoran los servicios de salud y educativos en los pueblos del interior.

Con este paquetazo fiscal se disparan los precios de los alimentos que se compran en el mercado con el precio sugerido por las empresas importadoras, afectando al dominicano que a «duras penas» gana el salario mínimo, y aún más a los numerosos subempleados y desempleados.

Los agricultores desaparecieron, los ganaderos van por eso camino, productores de pollos, huevos y cerdos están en quiebra y endeudados con el sector financiero.

«Las importaciones de productos agropecuarios afectan de manera directa los criadores criollos, debido a la especulación de precios que se está viviendo en el país y ha hecho desaparecer a productores de pollos, huevos y cerdos.

Ya los productores e inversionistas huyen de las fragilidades económicas, las pérdidas, precios altos, unidos a las importaciones desleales gubernamentales.

Los productores avícolas han afirmado que para subsanar el vacío que sufre la producción agropecuaria dominicana es necesario que existan políticas públicas alimentarias que amparen y regulen la producción y se deje a un lado las importaciones masivas y desleales del gobierno.

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here