El ejemplo de Hipólito y Danilo

215

Por: Robert Núñez Cabrera.
Las ponencias de Hipólito Mejía y Danilo Medina en el almuerzo de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (Aird) fueron aceptables. Expusieron sin cortapisas en un escenario preparado para que no favoreciera a ningunas de las partes, cosa que se logró completamente. Hasta para elegir al que hablaría primero se sacó un sobre de los que ambos introdujeron previamente en una canastita.

La Aird invitó a los candidatos de los partidos que sacaron cinco por ciento o más en las elecciones del 2008, esa fue la razón para que solo estuvieron Hipólito y Danilo. Aun a sabiendas de esto, un grupito de figureros intentó hacer un piquete en protesta porque no invitaron a los partidos minoritarios, con poco éxito por supuesto.

El almuerzo por si solo fue un acontecimiento importante, los industriales dominicanos quisieron escuchar a los candidatos con posibilidades y prepararon un escenario excelente para que cada uno de ellos presentara su propuesta con base en 10 preguntas formuladas por la directiva de esa asociación y como debía de esperarse lograron sus objetivos.

Pero lo más importante que sucedió en ese almuerzo fue la camaradería y el respeto de esos dos ciudadanos dominicanos, el trato amigable de Hipólito y Danilo, dos personajes que deben enorgullecer a sus seguidores, a esos que en algunos casos parecen tratarse como enemigos y no como adversarios políticos que deben discutir sobre ideas y programas y no sobre cosas personales.

El ejemplo de Hipólito y Danilo debe ser imitado por todos los dominicanos, aprender a conceptualizar y debatir sin injurias, al fin todos nos quedaremos aquí y nos necesitamos los unos a los otros.

Arriba Hipólito y Danilo, que buena lección nos dieron. Ojala aprendamos.
Fuente:

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here