El cigarro del poeta

696
Lisandro Torres Báez - Estudiante de comunicación.

Por: Lisandro Torres.

San Ignacio de Sabaneta, Santiago Rodríguez, RD. -Quien con humildad y sencillez escribe, se considera amigo de todos. Nació en el Hospital General de Santiago Rodríguez, de la provincia que lleva su mismo nombre. Soy un joven comunicador que físicamente vive en Santo Domingo, RD., pero que en espíritu pasea cada día junto a la segundera del reloj por el parque de Sabaneta, por sus calles y barrios. En la mañana, tarde y noche, respira el aire de su pueblo.

El cigarro del poeta

Entre humos y pensamientos se consume el cigarro del poeta,                                         y en las embotas tijeras de sus rectos  dedos, se entrecruza aquel  rollizo puro.

La sombra de cada inhalo suyo  esconde una historia inédita.                                         En las neblinas que expulsan los mansos soplos de sus labios,                                        se desviven noches eróticas.

Ahora el espeso aroma del veguero danza romántico al ritmo de la suave brisa.                 Y a discreción en el rojizo fuego arden esas libidinosas citas  de años atrás,              donde el artista cabalgaba al pelo vistiendo el traje de piel con el que había nacido,

sobre las húmedas y vírgenes llanuras de Venus.
El  túnel estibado de  hojas secas invita al extasiado trovador a soñar despierto.

Y aunque hoy la realidad es otra, todavía resuenan desorientados en aquella       habitación, los susurros y gemidos clamando por el regreso de sus dueños.

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here