Ya

0
71
Sergio Lantigua

Por: Sergio H. Lantígua
San Ignacio de Sabaneta, Santiago Rodríguez, RD.– Proclaman algunos poetas versados, que la inspiración es una musa casquivana, ataviada con una indumentaria voluble y antojadiza en su versatilidad. Esta prosa, compendia esa simpática espontaneidad.

YA
Ya perdoné errores y también fuí perdonado
Ya he intentado recobrar los amigos extraviados
Ya relegué personas que siempre creí entrañables
Ya hice cosas por impulso cuando debí pensarlo
Ya me decepcioné cuando no era eso lo esperado
Ya también he decepcionado a otros sin imaginarlo
Ya me entretuve yo mismo para matar el tiempo
Y a reí cuando no entendí si debí quedarme serio
Ya amé y fuí amado pero también fuí rechazado
Ya sentí dolor cuando la suerte no me ha tocado
Ya supe de amor también hice juramentos falsos
Ya rompí promesas porque nunca me he retractado
Ya me consulté a mí mismo solo para estar seguro
Ya me enamoré de una sonrisa sin encantos ni futuro
Ya pensé que moriría cuando la nostalgia me invadiera
Ya tuve miedo de perder el amor que tanto me quisiera
Ya sobreviví a todo este embrollo y sigo tropezando
Ya que la vida es mucho más que ver los días pasando
Ya había pensado pasar por la vida solo por verla pasar
Ya aprendí todos los fracasos que luego debo recordar

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA