Dilmarys Cuello

Por: Dilmarys Cuello.

Vivencias que dejan moralejas.
Iniciar el año con este sugerente título no era lo que tenía planificado. Esperaba a estas alturas estar dándoles y deseándoles las más sinceras felicitaciones y profetizando sendas cosas buenas para ustedes. Planteando la mejor de las excusas por el abandono al que los he sometido, pero no, me veo obligada a iniciar el 2016 con coraje con quien investigó, diseñó y luego publicó este panfleto…

¿De dónde sale? ¿Quién en Santo Domingo asume que yo le puedo hacerle tanto daño al gobierno? ¿Hay un calie en Sabaneta, que es por además informante del grupo de Danilo? No tengo respuesta a todas estas preguntas pero en verdad me gustaría mucho saber si alguno de ustedes las tiene. Mi accionar en Sabaneta, Santiago Rodríguez, es público. Todo lo que hago a diario es una agenda tan bien programada que vasta con seguirme un día para aprendérsela, pero lo que estoy haciendo hoy no es nuevo, lo he hecho desde que mis padres entendieron mis motivos y por supuesto me apoyaron.

La corrupta soy yo (Foto: FE).
La corrupta soy yo (Foto: FE).

Y la corrupta soy yo? Acaso fui yo la que prometió la reconstrucción del Hospital General Santiago Rodríguez- que en el estado que se encuentra no llega ni a cabo un ejercito con menor mérito – O fui yo la que escribió una nota de prensa emita desde la gobernación provincial para denotar la huelga del 9 de septiembre, en donde a demás de querer quitarle crédito a quienes estábamos organizado, se anunció la entrega de un cheque que ayudaría a palear la crítica situación del Hospital antes mencionado.

Y la corrupta soy yo? Si claro, yo invité al excelentísimo Presidente Danilo Medina – el come tiburón podrido – a que visitara las comunidades de mi municipio para ofrecer y ofrecer y en el peor de los casos prestar – nada se a regalado aquí por visitas sorpresas lo que han dejado es líos y préstamos – en los ofrecimientos estaba la carretera de San José, y he sido yo, la que no ha cumplido. Y la corrupta soy yo? Fue a mi que me dieron 56 millones para construir cuatro aulas en la comunidad de Las Caobas para su Liceo y aún no tienen ni presos, ni más aulas, ni liceo.

Y la corrupta soy yo? Fue esta servidora la que ofreció la carretera que nos conduce a la sierra de mi provincia – la carretera del senador, como ya se le dice – y eso, que en febrero pasado en las páginas del discurso presidencial – del señor que come tiburón podrido – le dedicaron unas cuantas líneas a ofrecer esa carretera. Y yo soy la corrupta.

Acaso por mi forma de pensar o de actuar soy objeto de tal descredito. ¿Qué es lo que no se me perdona? No ser del PLD, Haberme enfrentado casi sola a unas elecciones de la ADP en mi pueblo o ser candidata a regidora por la única oposición que existe en el país, en estos momentos. Y yo soy la corrupta?

Soy tan corrupta que no aparezco fichada en parte. Soy tan corrupta que no tuve nada que ver con el caso de la OISOE. Soy muy corrupta, que las escuelas, estancias infantiles y hospitales que se están inaugurando sin tener aún el mobiliario necesario, lo he visto en los periódicos solamente.

La corrupta soy yo, pues la crisis sanitaria que tenemos en el país yo tan solo soy una perjudicada más. El caso de descargo del algunos “funcionarios del gobierno” creo que también yo los vi por la televisión pues mi estado de corrupción no me permitió estar presente para acompañar a esos compañeros como lo hicieron otros de mi municipio.

Lamento mucho no haber estado a tiempo en la cámara de diputados o ser una senadora para con gusto apoyar una reelección que nadie sensato pidió sino que se debe nada más que a las apetencias insaciables de un grupito, no puede estar pues mi responsabilidad ciudadana me lo impidió, más bien mi accionar como corrupta me lo impidió.

Soy maestra por elección y vocación. Me gusta lo que hago, se que ejerzo muy bien mi profesión. Ser maestra y ser activista social no es malo.

Tener libertad de pensamiento no es un pecado. Soy maestra de la carrera administrativa y soy una ciudadana preocupada. Hago las cosas como las entiendo por el desarrollo de la mayoría y no de un grupo.

Si con esto creen o se cree el que creo este panfleto barato voy a bajar la cabeza se equivoca. Ha provocado que tenga ahora mas fuerza para seguir haciendo mejor lo que hasta ahora hago bien. Conozco algunos de los que comparten esta difamación conmigo en este panfleto y reconozco su accionar social, ellos y ellas cuentan con toda mi admiración y respeto y no tengo dudas de que puedo contar la admiración y respeto de ellos.

Pienso seguir igual o mejorando.

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.