Una mirada distinta al gran Ezra Pound: el otro lado de la verdad

611
Ezra Pound y Luesmil Castor Paniagua

profesor Luesmil Castor Paniagua.

Por: Enegildo Peña – Escritor, Crítico y Gestor Cultural.  

Los primeros orígenes de la ensayística como un género de pensamiento libertario y de reflexión personal, que no tiene como pretensión la concreción ni la comprobación de ningún planteamiento científico, lo hayamos desde la de la cultura oriental con Yoshida Kenko (1283-1350). 

«Aunque escribió poesía y participó en algunos concursos poéticos en la corte imperial (su participación en 1335 y 1344 está documentada), la fama de Kenkō está basada en su obra Tsurezuregusa, una colección de 243 ensayos cortos, publicados póstumamente. La temática de los ensayos incluye la belleza del medio ambiente, la transitoriedad de la vida, tradiciones, amistad y otros conceptos abstractos. El Tsurezuregusa fue popular en el siglo XV y se consideró un clásico en el siglo XVII. Es parte de la educación moderna en las escuelas japonesas». (https://es.wikipedia.org/wiki/Yoshida_Kenk%C5%8D).

En nuestra parte occidental, fue usada por primera vez por el escritor y filósofo francés Michael de Montaigne (1533-1592), humanista considerado “como el más clásico de los modernos y el más moderno de los clásicos”.​ Publicó su único y trascendental libro Ensayos (1580), desde esa época es ´´un género de novedad estilística´´, donde residido una forma de escritura muy apagada a una impronta personal, que le proviene de su libertad temática, de pensamiento y palabra. Aunque se puede investigar para su realización, no es un género de investigación ni de ciencia. Más bien, podríamos definirlo con el título de uno de los libros del Premio Nobel de Literatura Octavio Paz (1914-1998), “Libertad baja palabra”.  

El ensayo nos liberta de las ataduras académicas y científicas, quien lo cultiva es un pensador libre y espontaneo, que explaya en la erudición de él y de otros, para reflexionar sobre un tema de su interés y ahondarlo desde un ámbito personal. No busca la verdad científica, sino la de su autor, teniendo como encanto primario la palabra.      Después que Montaigne intitulo sus escritos con tal nombre, quien además siempre reconoció la influencia que tuvo en él, el pensador y ensayista cordobés Lucio Anneo Séneca, 4 a.C – 12 de abril de 65 d.C). Igualmente, encontramos Francisco Bacon (1561-1626), destacado filósofo, escritor, político y abogado inglés publicó en 1597, diez ensayos, que luego en 1597 se convirtieron en 59.  El insigne ensayista mexicano Alfonzo Reyes, le llamó al ensayo ´´el centauro de los géneros´´, por su sabía complejidad, genialidad y particularidad. Así abundan los magnos maestros de la ensayística a través de la humanidad, independientemente de sus lenguas y culturas.  

El ensayo es una impresión personal, donde el pensamiento y la buena prosa se juntan para plantear meditaciones alrededor de un determinado tema de manera literaria. Montaigne lo define: ´´El ensayo de mis facultades´´, precisamente eso hayamos cuando leemos sus escritos, la exposición de sus facultades de una manera plena y erudita, donde reflexiona y piensa sus propios temas.    

La obra Una mirada distinta al gran Ezra Pound: el otro lado de la verdad (2018)), del profesor Luesmil Castor Paniagua, se hace signataria de la palabra ensayo, que también viene acompañado de una presentación de Feliciano Laureano, quien nos hace una sintética pero sustancial descripción del poeta estudiado.  Empero, más que una introducción a la obra de Castor, la presentación se convirtió en una corta bibliografía de Ezra Pound.

Mientras Alejandro Santana hizo el prólogo, a partir de la primicia de que la poesía es auténtica, concepto que es muy volátil para comentar cualquier obra literaria: ya sea un poeta o a un ensayista. Más que auténtica, la poesía es original cuando a través de ella, su autor pueda revestirla por su estilo e impronta personal en una nueva renovación poetizante. Precisamente esto fue lo que hizo Ezra Pound, en el pasado siglo veinte. Es decir, más que auténtico, ha sido un renovador de la tradición poética no solo norteamericano, sino también universal. 

Una mirada distinta al gran Ezra Pound: el otro lado de la verdad, Castor nos intuye en la vida y obra de Ezra Pound, con arrojo y ahondamiento o en la peculiaridad y diversidad de uno de los mejores poetas del siglo pasado, que de la misma manera y por su naturaleza se hizo un personaje: multicultural y multiproblemático, pero un gran promotor de sus amigos y de la literatura. De una personalidad indoblegable y decidida, que lo condujo a muchísimos conflictos políticos y personales, hasta ser admirado y rechazado por muchos.   

En el prefacio, Alejandro sustenta: 

”En este breve ensayo, donde el profesor Luesmil Castor Paniagua analiza con esperada brillantes y visión didáctica la vida y la obra de este gran autor estadunidense, reconocido como uno de los más inmensos poetas de la primera mitad del siglo veinte, (…). En este análisis revelador que Castor Paniagua nos presenta sobre las razones que llevaron a Ezra Pound a asumir partido, vemos que la poesía para él, era un asunto de vital importancia para su existencia y subsistencia, pues era su razón de ser, a tal punto, que parecería que fuera lo que le daba aliento para sobrevivir y así sacar de sus adentros el canto atragantado del dolor suyo y ajeno, que por demás, era obvio, lo llevaba al extremo de una angustia visceral e inhumana”. (Págs. 15-16).  

El texto de Paniagua hilvana otras lecturas y amasa juicios emitidos por insignes personalidades de la crítica y del intelecto, de distintos países y culturas sobre el célebre poeta y ensayista Ezra Pound: luego las hace suyos, para presentarnos las jornadas personales, existenciales y creativas de dicha autor.  

Rolando Costa Picazo, en la presentación de su libro Ezra Pound. Primeros poemas (1908-1920), dijo del poeta:…”Renovador de la poesía e introductor del modernismo”. Igual expresó: «…Es uno de los escritores más generosos que ha existido”. La definición que hace Pound de la imagen: «imagen es lo que presenta un complejo intelectual y emocional en un instante del tiempo». Anotamos, pensamiento más emoción, excelse (buscar el término) de la poesía que hemos notado también como característica fundamental en Borges.  

Alejandra Gómez Macchia, lo nombró a Ezra Pound: «El mayor generador de talentos del siglo 21», porque fue un gran difusor y promotor de escritores, que posteriormente se hicieron grandes maestros de la literatura universal, hasta ser el primer poeta en crear una especie de mecenazgo para la creación de sus partes. Castor en este breve libro nos lo hace saber, para que los lectores del mismo, podemos avalar su furor solidario. 

Ezra Pound le dio vida a todo su sufrimiento hasta hacer poesía descarnada y sincera, sin ningún tipo de florilegio romántico, sin esconder su pensamiento y su sentir, detrás de un barroquismo incompresible e incomunicable. Fue lo que siempre quiso ser: un poeta de las humanas cosas, un crítico de los textos literarios y artísticos y un gran promotor de los buenos escritores de su época, cuando un no eran ni siguiera muy conocidos.   

Su existencia fue muy inquietante, su carrera literaria, crítica, periodística y docente fue  muy productiva, dejando un legado imperecedero a la humanidad. No importa que fuera apresado en una jaula de hierro en la intemperie, en 1943 cuando se le acusó de rebeldía y traición a la patria, siendo declarando loco. En su poema «Acerca de su propio rostro reflejado en un espero», dijo: ¡Oh extraño rostro ahí sobre el espejo!/ Oh blasfema compañía, oh santo anfitrión,/ Oh mi tonto rostro barrido por la tristeza,/ ¿Cuál es la respuesta? ¡Oh tú, mirada/ que te esfuerzas y vagas y por la que pasan/ la burla, el desafío, la sinceridad!/ ¿Yo? ¿Yo? ¿Yo?/ ¿Y tú? (Pág. 77).

Si bien, al inicio el texto que estamos presentando, parece más una biografía que un ensayo, según lo que ya hemos dicho. Pero en cambio, en su trabajo final sí se contiene y se justifica tal término. Paniagua se principia a reflexionar, ahondado de forma individual en algunos textos poéticos de Ezra Pound, que posteriormente podemos hallar una selección al final de la obra, para que cada uno podamos hacer nuestra propia lectura y análisis.      

La obra Una mirada distinta al gran Ezra Pound: el otro lado de la verdad, de nuestro escritor y profesor Luesmil Castor Paniagua, tiene estructurada la obra de esta manera: 

Ezra y sus primeras andanzas, Su mundo en el periodismo literario, Su otro mundo, el de editor y promotor de la cultura y la literatura, Ezra Pound, entre locura, ideología-política y literatura, Su intento fallido por la paz, Su pesar y pensar ideológico-político, El intorsible Ezra Pound: prisión y literatura, Una mirada distinta al gran Ezra Pound, Selección de poemas de Ezra Pound, Nota introductoria, Miniantología, Bibliografía. 

Aunque es un libro breve y también sus capítulos, nos convida una panorámica completa de Ezra Pound, hasta Luesmil escribir: 

Al inmenso poeta Ezra Pound, hay que verlo en medio de un mar de contradicciones, lógicamente desde la perspectiva de su existencialidad societal, pero también desde su discurso escritural, el mismo que desmitifica gran parte del accionar de su vida, sobre todo por las posturas políticas e ideológicas que tomó en un momento de su vivir. Muchos son los críticos que firman, que es este poeta de la llamada ´´Generación perdida´´ (Lost Generation) es sin duda su voz más alta en la poesía, es el representante más destacado de la misma, que el poeta, música y ensayista Ezra Pound, cuya obra fue dejada en el olvido, y él despiadadamente demolido por la crítica, por haber tomado partido de manera devota por el régimen fascista de Benito Mussolini, por haberle aportado con su talento e inteligencia al propagandismo fascista durante el desarrollo de la segunda guerra mundial, fue por ello que los Estados Unidos lo juzgó por traición al a patria. (Pág. 60).

Luesmil va solventando hasta cuando empezó a temprana edad a leer el autor estadunidense, tal vez sin saber de la profunda estructura modernizante y vanguardista de sus versos, donde a sabiendas de la sencillez metafórica y simbólica, hay un complejo universo intelectual y emocional, donde también puntualizó sus preocupaciones sociales y políticas del momento:

Cuando leí en mi primera juventud, “Cantos” y otros textos lúgubres y enmarañados de un hilar de estrofas de Ezra Pound, era como destejer una multitud de puntos saturados sobre un mantel de sueños peregrinos, recuerdo, no entender mucho su doblez poética, esa manera de decir y cantar el dolor de los humildes con palabras salpicadas de humor negro y salcochadas de ironía rebelde. Es que, en aquel momento, no sabía que era Ezra Pound, que, en un momento de su vida, fuera eso, un rebelde, un desquiciado por su dolor y el dolor ajeno, en él la poesía, parecía un pretexto para sacar de su interior el canto atragantado por los miedos, era su voz, una voz amarga, pero al mismo tiempo entretejida de un dulce zigzagueante de espumas mortuorias de las risas. Por ello, al estudiarlo con detenimiento, hay una parte de su poesía, que es un a poesía de otredad, que es un canto que redescubre el horizonte de los mitos del martirio soñado de espera ideologizante, y esto, bien se refleja en su poema el «Encanto», donde el poeta deja descargar todo ese sentido, al poderoso, al rico, al político, al que todo lo quiere, aunque todo tiene, no tan solo le reclama a su canto, sino que le da un mandato, le da un “encargo” al peregrinaje del canto, veamos:… (Págs. 61-62). (Nota: ver el poema en la página 62, para quien quiera leerlo).

El libro que estamos comentando Luesmil Castor Paniagua, definitivamente, es una buena oportunidad para que nosotros podamos reencontramos con Ezra Pound, además de ser un texto que puede introducir a los nuevos lectores a comprender la difícil vida del autor, pero sobre todo, a buscar en la hondonada de sus estrofas a uno de los más grandes de los poetas modernos y renovadores de la poesía Norteamérica.  

Apreciado público presente, permítanme finiquitar la esta presentación de la siguiente obra, citando el poema “Letanía nocturna” de Ezra Pound, donde el aeda implorando a Dios, desde “la gloria de la sombra/ de tu belleza ha caminado/ sobre la sombra de las aguas/en esta tu Venecia”- (Págs. 79-80-81).

¡Oh Dios, purifica nuestros corazones!
               ¡Purifica nuestros corazones!
Sí, las líneas que has depositado en mí
                      en sitios de hermosura
y la belleza de esta tu Venecia
                      que me has mostrado
                      provocan mis lágrimas.

Oh Dios, ¿qué gran bondad
                  tuvimos en tiempos pasados
                    y hemos olvidado hoy,
que nos has dado esta maravilla,
                    oh Dios de las aguas?

Oh Dios de la noche,
                   ¿qué gran dolor
nos acometerá
                   que nos has recompensado
antes del tiempo de su llegada?

Oh Dios del silencio,
                   purifica nuestros corazones,
                   purifica nuestros corazones,
porque hemos visto
la gloria de la sombra
                   semejante a tu doncella.

Sí, la gloria de la sombra
                  de tu belleza ha caminado
sobre la sombra de las aguas
en esta tu Venecia.
                    Y ante la santidad
de la sombra de tu doncella
he recogido la mirada,
                   oh Dios de las aguas.

Oh Dios del silencio,
                   purifica nuestros corazones,
                   purifica nuestros corazones,
oh Dios de las aguas,
                   limpia nuestros corazones,
                   porque he visto
la sombra de esta tu Venecia
flotando sobre las aguas,
                   y tus estrellas

han visto este prodigio, desde sus remotos cursos
han visto ellas este prodigio,
                   oh Dios de las aguas,
apacibles como son tus estrellas
mudas para nosotros en sus remotos cursos,
sereno es también mi corazón
                     y se vuelve silencioso dentro de mí.
                   Purifica nuestros corazones
oh Dios del silencio,
                   purifica nuestros corazones
oh Dios de las aguas.

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here