Pascual Ortíz - Comunicador

Lo de HOY

Por: Pascual Ortíz

La humanidad no parece entender la encrucijada en la que se encuentra sumergida. Va como un caballo debocado. El rumbo no importa, es un tremendo peligro; ir a ninguna parte, o ir cavando una fosa para su propia tumba.

Todo se relativiza, “nada tiene importancia”, tremenda paradoja. Lo importante es todo aquello que permita un sentimiento de felicidad personal y temporal. Los demás solo importan para satisfacer la apetencia que tiene, quien puede imponerse.

Expresar sentimiento de afecto, respeto, amor, pulcritud, fidelidad, cumplimiento a la palabra empeñada, estudiar y trabajar para general un producto que dignifique la calidad de la vida. Organizarse para crear espacio de búsqueda del bien común. Respetar al otro, como quiere que se le respete a sí mismo. Tremendo pendejo/a, si la vida es para gozársela. Sin importar lo sentimiento o sufrimiento del otro/a.

Las parejas se unen para satisfacer un acto sexual. Los hijos/as son una carga insoportable. Exigen mucho tiempo, por ellos es necesario no tenerlo; mejor es un animalito o cualquier cosa cuya exigencia dependa de una decisión personal. Los hijos/as, esposo/a, la iglesia, grupo comunitario, discutir propuesta de desarrollo o aspecto de dignidad humana, es un disparate para atrasado.

Lo importante es vivir endrogado en el día a día, el mañana no importa. La inmediatez sin embargo, está acabando con la vida humana y natural. El tiempo pasa, la situación política, social, cultural y las relaciones humanas es cada vez más complicada. Poco están dispuesto a encaminar un proceso de cambio que posibilite derrumbar el irrespeto, las individualidades, el engaño, la mentira.

La pantalla irracional, intenta ocultar una realidad innegable, imposible de esconder. Se pierde, se va, se atrapa la vocación profunda de la vida. Y la apetencia por lo inhumano, lo fácil, lo que te lleva a huida de la realidad se adueña de los cuerpos moribundo, que respirando parecen momia sin vida.

Al confundir la libertad con consumir, andan detrás de las cosas, devorando todo y devorándose a sí mismo. Que mas da, lo cierto es lo de hoy. El mañana es algo que no  importa. Nunca fue él,  el responsable, siempre fuiste tú. El chantaje es su mejor arma. Si amenaza a sus padres y familia,  todo aparece en sus manos.

Seducido, agarrado por las grandes corporaciones, es un niño encantado. Corre hacia los anaqueles, compra, usa y vota. Vuelve insatisfecho, atraído por la nueva oferta. Va y roba, mata si es necesario. De nuevo va, compra usa y vota.

Sin gana de vivir, sigue su camino de destrucción, sembrar y construir es demasiado caro, según el capitalismo.  El precio es muy alto, crea un conglomerado humano que piensa y si piensa no se mueve por los encantos. Por eso solo permite que se dé  vuelta, en el mismo lugar. Todo lo que implique cambiar esa realidad se, destruye sin más.

El pecado de quienes sueñen y se atrevan a vivir en libertad es pecaminoso, se sueltan todos los diablos del sistema en pos de destruir esos otros sueños y quienes lo sueñan… Aunque han destruido muchos sueños y quienes lo sueñan; no han podido con todos/as. Esa es la gran noticias, que quiero también compartir con ustedes.

La humanidad es una sola familia, en familia vivimos y no podemos dejar, ni aceptar su destrucción. Para esos nacimos, para ser feliz en familia, comunidad y  paz…

Que la vida vale la pena. Aunque los fatalista capitalistas, machista, nos han mostrados de los que son capaz. Cambian la vida por los productos. Cambian los sentimientos por los caprichos.  Mostremos nosotros lo dulce y agradable de la vida. Que hemos nacido para la alegría, el amor fecundo y la fidelidad liberadora.

Es necesario cambiar el mundo, para ellos es evidente desarrollar nuevos conocimientos, que nos encaminen a vivir nuevas prácticas. Para generar esos nuevos conocimientos, debemos de comprender la complejidad de la tecnología. Porque esta ha ido ocupando el medios tradicional de general conocimientos y cambios.

La vida en libertad no es comprensible, porque hemos vividos sometido siempre al yugo de la esclavitud. Pero ella siempre  está disponible, existe como vía de información y comunicación del ser humano de hoy. Provoquemos que el compromiso nos lleve a tener unas relaciones positivas y críticas de la realidad que vivimos.

Los signos de los tiempos nos muestran que siempre ha habido hombres y mujeres que desde la fe, la ideología política han hecho camino por la vida digna de los seres humanos. Sin embargo, la trampa de los patrones, capitalista, machista; siempre han sabido imponerse, desde lo espiritual político y sino con la fuerza de las armas.

Parece que a pesar de lo evidente, del bien y el mal. Seguimos “confundido”, inducido a no ver, a no escuchar, a no preguntar. La injusticia se cambia de lugar, de color, de ideología, de actores y verdugos.

Y para que todo siga igual, nos dicen que todos los políticos son ladrones, que todas las religiones no responden al Dios de la vida. Que todos los trabajadores sociales son negociantes de la penuria de los pueblos. Que todos los médicos negocian con la salud de las gentes. Que todos los abogados engañan a sus clientes. Que todos los comunicadores han vendido las palabras. Que todos los cantores solo le cantan a quien mejor pague.

¿Todo está perdido?

Y si todos esta perdidos, nos han metido en la cabeza, que la única alternativa es seguir bajo la sombra de la muerte del  neoliberalismo, capitalista, consumista, destructor de lo humano y natural.

¿Será posible desvelar los malvados, que solo piensan en lo que se ganaran y a quienes explotaran?  ¿Seremos capaces de impulsar un modelo de producción que este en armonía con la naturaleza y donde los más importantes en todo no sean las riquezas, sino la dignidad de los seres humanos?

Cuantas preguntas y situaciones que dañan a los seres humanos y a la madre naturalezas debemos de enmendar.

Pienso en voz alta y me atrevo compartir con ustedes estas preocupaciones. Que sé que muchos/as de ustedes también se hacen.

¡La humanidad, no va por buen camino, necesitamos cambiar el rumbo!

“Para ser libres nos liberó Cristo. Manténganse, pues firmes y no se dejen oprimir nuevamente bajo el yugo de la esclavitud”.  (Gálatas 5, 1)

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.