Salud mental compromiso y responsabilidad de todos

0
1136
Eveling Tavarez - Psicóloga.

POR: EVELING TAVAREZ – PSICÓLOGA.

Desde mi punto de vista existe una necesidad inminente de atender los servicios de salud mental en la República Dominicana, puesto que, tener una buena salud mental es un componente integral y esencial en la salud de cada individuo.

La salud mental y la pobreza van de la mano, porque un individuo que no tenga todas sus necesidades básicas satisfechas, le generará cierta inestabilidad emocional tanto en su vida intrapersonal como interpersonal, por lo tanto, siguen una lógica donde estas personas con carencias pueden llegar a desencadenar algún tipo de trastorno.

La violencia y los problemas de salud mental se vinculan entre sí, llegando a generar las diferentes formas de violencia que se está viviendo nuestra sociedad dominicana.

Es muy preocupante lo que se está viendo en la actualidad, personas que presentan algún tipo de dificultad mental y están en las calles porque no tienen algún techo donde vivir, no tienen que comer, han salido de sus casas sin rumbo alguno, se sienten perdidos; solos o porque no tienen familia. Estos llegan a ser abusados de una u otra manera, siendo objeto de burlas, en el peor de los casos llegar a delinquir y encuentran la muerte.

Nuestra sociedad es tan diferente en comparación a décadas anteriores, y la violencia se está apoderando cada vez,  de igual manera vemos personas que muestran tantas necesidades de atención rápida y oportuna; por lo  que con atenciones de profesionales capacitados se podría evitar muchas tragedias que invaden de luto a la sociedad dominicana, porque la salud mental es algo más que la ausencia de trastornos mentales y la misma está predeterminada por múltiples factores, ya sean socioeconómicos, psicológicos, biológicos o medioambientales.

Los gastos en servicios de salud mental pueden llegar a ser muy altos, y la pérdida de producción debida a las altas tasas de desempleo entre las personas que presentan algún problema, y sus familiares son algunos de los costos más evidentes. Menos evidentes resultan los costos financieros, la reducción de la calidad de vida y la tensión emocional padecidos por los pacientes y sus familias.

La falta de tratamiento a tiempo, hace que estas personas sean menos productivas y que gocen de poco bienestar, lo que considero importante para su desarrollo como ser humano y todo el entorno familiar.

Si se hace sinergia entre instituciones sin fines de lucro y del sector público que trabajen de la mano con esta problemática, las cuales funcionen con profesionales capacitados, que en cada ciudad haya un centro de atención para este tipo de personas y se ofrezcan servicios de salud integral, enfocados en el sujeto, que se priorice la prevención y rehabilitación de los individuos y se fomenten su reinserción en la sociedad.

Crear clubes barriales donde se impartan charlas y talleres para trabajar la inteligencia emocional, manejo de conflictos, como preparar a un individuo para insertarse a la sociedad, entre otros. Que se creen programas para ser desarrollados en las escuelas, donde se incluya a toda la comunidad educativa.

Que desde el gobierno se dé más importancia a la educación sexual y se incluya dentro del currículo, la escuela sería una buena base para empezar, por ejemplo, un embarazo no deseado, no solo trae problemas en la vida de esos adolescentes, sino, en la criatura por venir.

Muchas veces escuchamos decir que, si una niña sale embarazada a los trece años, ya sería solo responsabilidad de los padres porque le aceptaron al novio, pero difiero totalmente de eso, porque una responsabilidad de todos y la paz, la seguridad y salud mental de estos jóvenes está en juego.

Estoy totalmente segura que, si se le da más importancia a la salud mental, el país marchará de manera diferente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here