Sabaneta en mis sueños

407
Foto ilustrativa (FE)

POR: SERGIO H. LANTIGUA – Poeta Reside en USA.

Es en esos lapsos soledosos, imbuidos de monotonía, cuando súbitamente, nos asalta la nostalgia envolviéndonos en esas reminiscencias que subrepticiamente logran persuadirnos a que desandemos juntos los pasos hasta el ayer, y mansurrones nos dejamos embaucar por el sublime efluvio derivador del prolongado ausentismo para soñar que deambulamos por aquellos lugares vinculados a nuestra parvulez, más cuando hemos vivido lejos del terruño, la familia, y los amigos, por tan largo tiempo.

Entonces, es en esta encrucijada cuando el recuerdo se convierte en el subterfugio idóneo para poder retroceder imaginariamente en nuestro delirio al lugar de origen o tal vez podríamos parangonar la utopista ardentía con la ventana a través de la cual podemos asomarnos a ese anhelo postergado en el itinerario del deseo, y tantas veces realizado en el pretenso y la añoranza.

SABANETA EN MIS SUEÑOS

Era temprana la tarde mientras deambulaba
Por las márgenes del languideciente Yaguajay
Andaba en busca de recluirme en la soledad
Para cuestionar mis introversas reflexiones
Se sentía una leve brisa entre los matorrales
Atemperando mi errabundo pensamiento
Ora absorto en el hermoso paisaje circundante
Era placentera la veraniega tarde
Sentí sed y me arrodillé cual reverente
A tomar un sorbo de sus cristalinas aguas
Enjuagándome la cara para disipar la modorra
Recostándome después en la musgosa yerba
Con la mirada puesta en el azulenco firmamento
Como queriendo descansar aquellos dejos de tristeza
O que tal vez la solitud pudiese escaldar mi ánimo
Y sin que me diera cuenta, en mi ensimismo
Ya la tarde había perdido su adolescencia
De que la luz vespertina se había escurrido
Subrepticiamente sin que me percatara
De que las montañas, ya se veían farragosas
Y que hasta el canturreo de las aves
Ahora era un tenue murmullo apenas audible
Y se abrumó mi alma de tantos recuerdos
Retrocediendo en estampida desde el pasado
Comparables con el flujo de las aguas
Sin pensar que la corriente nunca retrocede
Y es cuando al fin realizo que la vida
Es un epítome de eventos entrelazados
Que nada de lo que ocurre es circunstancial
Que todo incidente acaece por una razón
Sobresaltado me despierto de aquel letargo
Para darme cuenta de que solo era un sueño
Porque había estado pensando en Sabaneta

Autor: Sergio H. Lantigua – Poeta y Escritor
Derechos Reservados 4/14/2021

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here