Recuérdame

1781
Fuente externa

Por: Sergio H. Lantígua – Poeta y Escritor.
Nunca se me había ocurrido pensar cuanto tiempo se gasta pensando en las vivencias, hasta el día y el instante en que sin pensarlo de una manera imprevista retrocedí en el tiempo y me puse a hurgar en el vertedero de mis recuerdos de donde extraje el material subjetivo para la elaboración de este verso con el cual espero que alguien se sienta compenetrado con su utópica pretensión de que pueda existir alguien que fuese parte del pasado que todavía piense en mí.

 

Sergio Lantigua – Escritor y Poeta.

RECUÉRDAME
Por si algún día ya no estoy a tu lado
Quiero que guardes mi recuerdo
En algún secreto escondite de tu alma
Que me recuerdes cuanto tengas el tiempo
Y quieras abrazarte al espacio de mi ausencia
O te sientas desvalida y necesites mi apoyo
Recuérdame en cada novicio amanecer
En los matices de cada puesta de sol
Al contemplar los luceros
Amparada en lo umbrío de la noche
Recuérdame, aunque te pidan que me olvides
No dejes que tu amor por mi
Pase a ser un escombro más en el vertedero
De tu olvido
Recuérdame cuando ya no te besen mis labios
Y otra boca te diga cosas y no sientas lo mismo
Recuérdame cuando te acorrale la desdicha
Y quieras que mi pensamiento corra a tu lado
Recuérdame cuando te embargue la tristeza
Cuanto necesites de una mano amiga
Porque a pesar del tiempo y la distancia
Yo siempre he querido que fueras feliz
Recuérdame en cada uno de tus sueños
Y te darás cuenta, que aun sientes lo mismo
Que yo siento pues un amor así nunca muere
Y porque recordar es volver a vivir el pasado

6 Comentarios

  1. Amigo don Hipólito Mejía Domínguez: Permítame que le haga este señalamiento, antes de evidenciarle mi agradecimiento por gustarle esta humilde prosa – sin intención de burla – y es que su comento así de sopetón me dejó anonadado pues pensé que era el

  2. Gracias Don Sergio, es que me ha gustado mucho la forma de escribir que tiene ultimamente, porque ante era dficil entender sus escritos.
    Goza de admiracion DON SERGIO

  3. Amigo don Hipólito: Todavía sigo inmerso en la incredulidad de que todo ésto es una increíble coincidencia de patronímicos o alguien que me quiere jugar una mala pasada. Se lo digo – sin ánimos reprochables – porque traté de indagarle por su nombre y

  4. Amigo don Hipólito: Cuando concretice mi retorno al lar nativo, habré de indagarle a través de amigos; esperanzado en el refrán que dice: «En pueblo pequeño todo el mundo, generalmente, se conoce». Así es que dejando a un lado la cuestión de su ident

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here