Orlando, más vigente que nunca

282
Orlando Martínez. (Foto: archivo)

Por: FJD
Hoy se cumplen 41 años del vil asesinato de uno de los jóvenes dominicanos más brillantes de nuestra historia reciente, nos referimos a Orlando Martínez.

Orlando fue un estudiante, un militante revolucionario, un ser humano y un periodista, verdaderamente ejemplar. De un gran talento, bondad e inmenso compromiso social con el pueblo dominicano y más allá.

Orlando se destaca por su militancia revolucionaria, sus meritorios escritos y su ejercicio periodístico. Los cuales dedicó a enfrentar -con un valor digno de admiración- la represión, las torturas, las injusticias sociales, el saqueo de las corporaciones extranjeras, la perversidad política, el entreguismo al poder imperialista de los EEUU, el terrorismo de Estado a nivel nacional y más allá de nuestras fronteras. Estando siempre en defensa de los (as) explotados/as, desposeídos/as, excluidos/as, reprimidos/as y discriminados/as.

Todo esto, apegado a la verdad, a esa que ocultan los gobiernos que maltratan a la población y que se enriquecen a costa de nuestra miseria. Esa verdad que despierta la rebeldía del pueblo y tumba a los déspotas, fue la bandera de Orlando.

La intolerancia del régimen se descargó sobre él, y el 17 de marzo de 1975, aproximadamente a las 7:00 pm, cae abatido por una de las balas asesinas dispuesta por las altas esferas policiales-militares del régimen Balaguerista de los doce años (1966-1978). Un crimen político, un asesinato de Estado.

Ese mismo sistema que mató a Orlando, opera hoy mediante nuestras autoridades civiles y militares, hundiendo a nuestros jóvenes en la pobreza, en las drogas y en todo tipo de actividad ilícita para luego asesinarnos en cualquier intercambio de disparos.

Es el mismo que entrega nuestros recursos naturales, que estrangula a la población con más impuestos para tapar el hoyo provocado por el robo descarado de un grupo de farsantes-mafiosos. El mismo Estado, que nos priva de oportunidades, que nos vende una falsa libertad, que nos niega salud y educación de calidad, entre otros servicios básicos, es el mismo que le quitó la vida a Orlando.

Nuestra generación está cargada por la embestida salvaje de una sociedad que promueve el consumismo, la individualidad, la codicia y el irrespeto a la madre naturaleza. Pero a pesar de esta triste realidad, muchos/as luchamos de diferentes formas, día a día para quebrar este monstruo, que deshumaniza a los ciudadanos/as, para conquistar la patria que tú soñaste y que hoy tenemos el reto y la convicción de lograr.

¡ORLANDO NO HA MUERTO, VIVE EN CADA JOVEN QUE LUCHA POR UNA SOCIEDAD JUSTA!

Comisión Política
Fuerza Juvenil Dominicana –FJD-

Santo Domingo, DN
17 de Marzo del 2016.

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here