No mas rosas ni detalles

298
Sergio Lantigua - Escritor y Poeta.

Por: Sergio H. Lantígua
Pennsylvania, USA. -Después de cada rompimiento amoroso, el corazón consternado, se ausenta en periplos apócrifos en procura de un novicio amor. Sus pasos se tornan trashumantes, recorriendo noches y exhaustas madrugadas, aventuras errabundas, sin propósito ni perentorias; confortándose en aposentos prodigados de lisonjas farisaicas, exentas del sahumerio de rosas en doncellez, procurando no morir en ninguno de aquellos infrugíferos olvidos, rubricando epodos con gusto acerbo, y finiquitos apocalípticos.

NO MAS ROSAS NI DETALLES
Le negué a mis lágrimas todo el derecho a sollozarte
Le prohibí a mis manos el que jamás trazaran un verso
Que hablara de ti y de nuestro fallido ensayo de amor
Cambié todos los cerrojos para que no pudieras entrar
Soborné los caminos que pudiesen a mí encaminarte
Y las veredas donde reposan los vestigios de mi dolor
Porque ya de nada sirve encontrar quien fue el culpable
Quizás en los asteriscos del firmamento ya estaba escrito
Y ciegos no quisimos percatarnos ni supimos descifrarlos
Porque el tiempo se nos terminó gastándolo en el quizás
En esa luenga espera de que algún día se hiciera cierto
Así nuestros sueños no se hastiaban cada uno de soñar
Esperando cada mañana a que aparecieras por la senda
Para inventar una luna llena bajo la cual poderte amar
Ya no pondré más rosas, ni detalles frente a tu puerta
Eres esa flagelante historia que jamás volveré a contar
Una utópica sonrisa que quedó empotrada en el pasado
En el imperceptible susurro del silencio y su locuacidad
En las hojas de aquél libro de poemas ahora empolvado
Poemas que ni tus ojos ni los míos quieren volver a ojear
Y nuestras apocadas manos ya no se atreven a manosear
Esas sonrisas y recuerdos habrán de quedar soterradas
Por todo el tiempo que resta para nosotros la eternidad
Nudos en la garganta, lluvias sin gotas, ojos sin lágrimas
Ni rocíos mañaneros que la suave brisa puedan refrescar
Así seguiremos deambulando por senderos discrepantes
Tú soñarás observando la luna y yo pensaré mirando el mar
Yo seguiré pensando en ti y quizás tú por mí vuelvas a suspirar

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here