Monseñor Diomedes Espinal de León, dice «los que votaron por Leonel Fernández, deben sentir Vergüenza y Estar Arrepentidos» (video)

212

Por: Comité

La Leonor, Santiago Rodríguez.-El Obispo de la Diócesis Mao-Montecristi, Monseñor Diomedes Espinal de León, afirmó en esta comunidad que todos los que en algún momento votaron a favor del ex presidente Leonel Fernández, hoy deberían sentir vergüenza y estar arrepentidos.

La reacción del líder religioso se debe a la incertidumbre que ha generado la noticia de un decreto presidencial firmado en junio del pasado año 2011 por el ex mandatario, en el que declara de utilidad pública más de 350 kilómetros cuadrados en las zonas campesinas de los municipios Sabaneta, Monción y San José de las Matas, de donde serían expropiadas más de mil quinientas familias que habitan esos predios.

El prelado católico agregó, que además de sentirse emocionado por el apoyo de las distintas comunidades, y en especial las familias, en la lucha que se inicia, «siento temor de que un día por defender nuestros derechos haya que ver cadáveres y correr la sangre en nuestros campos de la región del Noroeste».

«Los Faraones que tenemos en este país y todo el mundo, son capaces de cualquier cosas y no les importa la vida, ni la familia, ni las personas, sino que lo único que cuenta para ellos son sus ganancias y sus riquezas», sostuvo.
Monseñor Espinal de León encabezó un acto en el que participaron más de dos mil personas de unas 35 comunidades, así como las principales autoridades de la provincia, quienes unieron sus voces a la del religioso pidiendo la derogación de la medida presidencial.
El decreto 371-11 crea el Parque Nacional Manolo Tavárez Justo y comprende la totalidad de los terrenos declarados «de utilidad pública», sin embargo, en sus áreas contiguas el Ministerio de Medio Ambiente ha autorizado a la empresa Unigold Dominicana, S.A. para la «exploración de la zona minera denominada Sabaneta».

El permiso, DCA No. 0228-03 renovado en marzo de este año 2012, tiene la firma del pasado ministro de Medio Ambiente, Ernesto Reyna Alcántara y sus objetivos son explorar oro, plata, zinc, cobre y minerales asociados.

El documento, copia del cual fue entregado al corresponsal que firma esta nota, precisa que la zona minera a explorar tiene una extensión de 55 mil 720 hectáreas donde se realizarán estudios geofísicos, excavación de trincheras, perforaciones a diamante y otras actividades.

Según los dirigentes de un Comité que se ha creado para luchar en defensa de los más de cinco mil campesinos que serían afectados, esa exploración minera afectaría de manera directa los mismos ríos que pretende proteger el Parque Manolo Tavárez Justo.

Héctor Collado, presidente del Comité, afirma que en el mencionado decreto «se nos quiere despojar y lanzarnos al abandono, sin importar el tiempo de posesión y tenencia de nuestras tierras».

Sostuvo que los campesinos lo que han hecho es salvar las zonas montañosas dejadas en ruinas por las industrias madereras de los tiempos de Trujillo, «donde nos hemos pasado la vida sembrando café, pino, limón, cacao orgánico y otras especies».

Sostuvo que ahora mismo en las zonas cafetaleras ubicadas dentro de los límites del citado decreto, hay más de 40 mil tareas sembradas de café en producción, así como un número importante de invernaderos.

El dirigente campesino lamentó que el Ministerio de Medio Ambiente fuera la institución que luchara a favor del decreto que crea el Parque Manolo Tavárez Justo, supuestamente para proteger la tierra y demás recursos naturales, y sin embargo esa misma institución otorga permiso a la empresa Unigold Dominicana para una exploración minera en la zona alta.

De su lado, Monseñor Diómedes Espinal, en tono enérgico, criticó al ex presidente Leonel Fernández, porque en reiteradas ocasiones dijo que iba a erradicar la pobreza «y lo que quería era acabar con los pobres».

«Con el permiso de algunos, me atrevo a decir que los que en algún momento votamos por el doctor Leonel Fernández, hoy debemos sentir arrepentimiento y vergüenza», precisó Monseñor Diómedes Espinal, tras culpar al ex jefe de Estado de «pretender con ese decreto, acabar con nuestras familias noroestana, con nuestras comunidades y con nuestra zona, para conseguir oro, para enriquecer a multinacionales que no les importa el destino de nuestro país».

Hablando ante más de dos mil personas en el club La Leonor, en La Leonor, Santiago Rodríguez, el líder religioso reiteró que siente el temor de que «un día haya que ver cadáveres y haya que ver correr la sangre», si se materializa lo establecido en el decreto presidencial 371-11 que crea el Parque Nacional Manolo Tavárez Justo.

«Da vergüenza que un discípulo del profesor Juan Bosch, quien tanto amó a esta patria, sea capaz de querer hacer lo mismo que hicieron los conquistadores (españoles) hace más de 500 años: acabar con una raza, precisamente para enriquecerse con el oro», precisó el obispo de Mao-Montecristi.

Espinal de León pidió al presidente Danilo Medina que derogue el decreto 371-11, y así como declaró prioridad nacional para los moradores en el sector La Barquita en Santo Domingo, también haga lo mismo con las zonas campesinas de Sabaneta, Monción y San José de las Matas.

Dijo que la lucha apenas comienza y no se sabe cuándo terminará, tras advertir que «vendrán muchos disfrazados de mansos corderos, pero que son lobos rapaces que tratarán de comprar conciencias. Tratarán por todos los medios de dividir la comunidad y por eso les digo, que todo aquel que está hoy con nosotros y mañana se deje sobornar, sea maldito por el mismo señor».

Durante el encuentro estuvieron presentes el Senador de Santiago Rodríguez, Antonio Cruz; el Gobernador, Miguel Ángel Núñez; el Alcalde de Sabaneta, William Torres; el Diputado de Valverde, José Francisco López Chávez, y otras autoridades de la región noroeste.
El Gobernador Miguel ángel Núñez y el Síndico William Torres, también hablaron en la actividad y manifestaron todo su apoyo en el reclamo de que el decreto de marras sea derogado por el Presidente Danilo Medina.

Video: Soysabanetero.com

1 Comentario

  1. Tamaño problema. Hay que actuar con la sangre fría, para que no corra la sangre de gente inocente, como bien lo dice Monseñor Diómedes Espinal. Pero no hay dudas de que hay que hacer una cruzada que propenda a la protección de esa zona boscosa,

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here