Mamá Tingó y Luis Andocle Arias Collado

256


Por Marcelo Peralta

Hoy 1 de noviembre se cumplen 49 años del vil y cobarde asesinato de la luchadora campesina Mamá Tingó ocurrido en Yamasá.

Mientras que también hoy se cumplen 48 años del asesinato del dirigente constitucionalista y héroe nacional, el capitán Luis Andracles Arias Collado.

Mamá Tingó era un símbolo de la lucha de los campesinos.

Luchadora a carta cabal por el derecho a la tierra.
A favor de esta líder agraria se componen canciones que dicen algunas de sus estrofas: «No me dejen sola, suban la vóz que la tierra e mucha y dá pa tó /En el campo entero se oye una voz Vive en hato Viejo, Doña Tingó/ Agarren la mocha y suban la vó; que hay una junta de Sol a Sol».

 

Este mes se conmemora el 49 aniversario de la muerte de Florinda Soriano, conocida como Mamá Tingó, en Hato Viejo, Yamasá, a manos de Ernesto Díaz, a raíz de una querella interpuesta por ella contra el teniente Pablo Díaz que despojaba a los campesinos de las tierras en tiempo de los 12 años de gobierno de Joaquín Balaguer.

Mamá Tingó nació el 8 de noviembre de 1921 hija natural de Eusebia Soriano y bautizada en la parroquia Espíritu Santo de Villa Mella, el día 6 de diciembre de 1922.
Tenía 5 años cuando murió su madre teniendo que ser criada por su abuela Niní Soriano junto a todos sus hermanos y hermanas en ese mismo lugar.

Se unió a sus hermanos vendiendo unas petaquitas llenas de carbón que ella misma ayudaba a preparar llenándolas y colocándolas en las árganas de los animales.

Se casó con un campesino llamado Felipe con el cual procreó una familia, pero él murió asesinado y ella se dedicó a trabajar y a criar a sus hijos sola siendo una militante de una liga agraria cristiana que agrupaba unos 350 miembros que venían luchando por el derecho a la tierra que trabajaban desde pequeños, en manos fraudulentas de terratenientes, políticos y militares.

 

Este gran mujer antes de morir había sido apresada por militares respondiendo al terrateniente junto a otros campesinos a quienes negaban el derecho a cultivar la tierra para criar a sus hijos.

 

Mientras que Arias Collado, nativo de la ciudad de Santiago de los 30 Caballeros, enfrentó a las tropas invasoras norteamericanas en el año 1965, cuando se acercaban a la Base Aérea de San Isidro próximo al puente Juan Pablo Duarte.

 

Este héroe fue arrestado, secuestrado y asesinado y el día 1 de noviembre del año 1965 su cuerpo fue lanzado al mar Caribe y apareció flotando cerca de la comunidad de La Caleta, en Boca Chica.

 

Hoy día 1 de noviembre del año 2013, FLORIDA SORIANO y Arias Collado, ambos luchadores por diversas causas son recordados.
Fuente:

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here