Los mosquitos de la UASD

728
Licenciada Dilmarys Cuello - Profesora

Vivencias que dejan moralejas

Por: Dilmarys Cuello

Espero que el tiempo no les permitiera olvidarme. Esta vivencia la escribo a dos semanas de las elecciones. Es a raíz de reencontrarme con mis raíces literarias que me encuentro con los “mosquitos de la UASD”. En un nuevo taller de literatura que estamos construyendo con unos grato amigos y amigas, como era de esperarse nos reunimos en un lugar que nos invita a leer y reflexionar: el Subcentro Universitario del la UASD, en Santiago Rodríguez- si así es que se llama-  es increíble como los mosquitos, que no pasan de nivel, son dueños de cada aula.

Así  como el Subcentro, muchas de las instituciones públicas de nuestro pueblo o nuestro país están llenas de “mosquitos”.  Cada vez que una busca espacios de libre pensamientos, de posibilidad de expresión encuentra sendos “mosquitos” que no solo se encargan de hacer mucho ruido sino que si te descuidas, te pican. Es que la similitud de estos insectos con muchos humanos son palpables: llegan y se apoderan de lugares que están destinados para un uso especifico y que desde luego convierten el lugar en cualquier cosa, hacen más ruido que trabajo, molestan a los que van a buscar los beneficios reales que debe ofrecer ese lugar, se ubican casi siempre donde los puedan ver, y por que no decirlo, le temen a la muerte- un despido, una denuncia, entre otras-

Queridos lectores y será verdad que todo en este país en materia de instituciones se va a arrabalizar solo por el hecho de que son del partido, que nos hizo campaña en esa zona, o sencillamente que “se ve bien” . No se puede seguir festinado lo público. Los mosquito del sub centro universitario son un reflejo del descalabro institucional que vive nuestro pueblo. Sin mentirles, pocas instituciones públicas son eficientes. Muy pocas tienen encargados con la suficiente capacidad para que las actividades de la oficina que representan operen por lo menos al 50%.

Varias son las propuestas que entorno a los “mosquitos” se pueden hacer:

  1. Fumigación constante. En cada institución se pueden hacer cambios no solo por momentos electorales. Muchos otros “compañeritos” tienen derecho a un trabaja además se crea la costumbre de que ese puesto no es suyo o no es un patrimonio y tal vez así se vean comprometidos a realizar un trabajo eficiente.
  2. Nuevas estrategias de exterminio: Ya sabemos que hay plagas que no salen muy fácil, la racionalidad nos permite buscar nuevos métodos para que plagas no inunden nuestros espacios. Cambiando a quienes supervisan creo que se lograrían muchas cosas con plagas como los “mosquitos”.
  3. Ver más allá de la plaga. Es cierto que los mosquitos se reproducen en nuestra sociedad de manera alarmante, pero esos “mosquitos” son la consecuencia de algo. Descuido, abandono entre otras cosas, pienso que si se eliminan muchos “criaderos” que hay cerca de esas instituciones como la que es objeto de este articulo, cambiarían muchos escenarios y sobre todo, o mas importante,  a favor de las población.

Me parece que el problema agravado de los “mosquitos” en instituciones públicas no es exclusivo de Sabaneta, pero como es aquí en donde me pican, me motive a escribir al respecto.

No espero muchos aplausos por este escrito pero si, como en otros casos, lograr que miremos más allá de nuestras narices y  accionemos.

“No le tememos a los traidores de la patria, le tememos mas al silencio de nuestro pueblo”

Dr. Roberto Núñez Guzmán.

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here