“La poesía suele ser la puerta de entrada al quehacer literario”

242
Diógenes Díaz Torres considera que “nacer en un lugar poético fue mi primer contacto con la poesía”.

Por: María E. Pérez

Diógenes Torres resume su filosofía de vida en la frase de su autoría: “Voy tras lo difícil, en lo fácil siempre hay fila”. Se considera un trabajador de la cultura, pues siempre ha mantenido una activa promoción de la poesía en las redes sociales a través de su página “Club de Escritores y Lectores de Santiago Rodríguez; además es el ideólogo y coordinador del Círculo Literario Estrambote, y del Recital Voces en Vuelo Sobre Melopea del Riachuelo. Para él la poesía suele ser la puerta de entrada al quehacer literario y, expresa que donde se encuentre cuando llega el llamado, ahí toma su celular y atrapa la idea central del escrito en potencia, ya que cada poema que escribe es un regalo de su alma agradecida para aquellas personas que encuentran deleite en la poesía. Torres también escribe cuentos y novelas, y es licenciado en Informática de la Universidad Dominicana O&M, diplomado en “Habilitación Docente” de la Universidad Tecnológica de Santiago.

¿En qué momento se dio su primer contacto con la poesía?
La cripta de mi ombligo se encuentra en Sabaneta, Santiago Rodríguez, República Dominicana; específicamente en la comunidad de Rincón Llano; allí en una pequeña llanura, que recostada a un camino vecinal se place en ser peinada por la brisa de las montañas, frente a los espejos líquidos de un riachuelo. Nacer en un lugar poético fue mi primer contacto con la poesía, pues mis inquietudes por escribir surgen desde mi niñez, quizás al contemplar las múltiples formas de belleza en mi entorno y de querer plasmar en papel mis ideas, sentimientos y emociones.

¿Su rincón preferido para escribir?
Donde me encuentre cuando llegue el llamado, ahí tomo el celular y atrapo la idea central del escrito en potencia.

¿Es la poesía fruto de la inspiración o del trabajo?
En ella ha de haber de todo: la inspiración estimula la labor creativa y el trabajo pule la creación. El poeta es una elección de la poesía, ésta lo pertrecha de cierta sensibilidad para que vaya por la vida percatándose de detalles que de otra forma podrían pasarle inadvertidos. A esta parte podemos llamarla talento; todo lo demás es trabajo.

¿Por qué escribe poesía y para qué o quiénes?
Escribo porque escribir se asemeja a las necesidades fisiológicas: es un llamado al que se debe atender. Cada intento de poema es un regalo de mi alma agradecida para aquellas personas que encuentran deleite en la poesía.

¿Qué influencia actual considera que tiene la poesía en la literatura dominicana?
La poesía suele ser la puerta de entrada al quehacer literario y, en tal sentido, en la literatura dominicana no es la excepción.

Tres poetas de cabecera…
Amado Nervo, José Ángel Bueza yCésar Sánchez Beras.

Un libro para recomendar y un consejo para escribir
“El arte de la prudencia” de Baltasar Gracián. Un consejo para escribir: lea a su gusto, escuche con atención, observe con curiosidad; en fin, sea diligente en absorber todo aquello que considere útil en la interminable construcción del “usted” escritor.

¿Cuáles fueron sus primeras lecturas poéticas y qué autores le influyeron?
Mis primeras lecturas fueron “Almanaque Escuela de Radio Santa María: concurso de décimas” y “Veinte Poemas de Amor y una Canción Desesperada” del escritor Pablo Neruda.

¿Cuál considera que ha sido su mejor poema, suponiendo que tuviese que elegir uno solo?
No tengo la certeza de cuál será ese poema, pero se me ocurre mencionar a “Diálogo” porque tiene para mí un gran valor sentimental.

¿Cómo ve usted actualmente la industria editorial?
Aunque el género literario que nos ocupa es poco apetecible al paladar de la industria editorial, entiendo que, ante la necesidad de coexistencia con las plataformas digitales, hay que reinventarse. Aprovechar cada vez más el universo digital, sin perder de vista que el libro impreso está librando una gran batalla por su permanencia, respaldado por una legión de lectores que no parecen estar dispuestos a ceder.

¿Cómo ha cambiado su lenguaje poético a lo largo de los años?
La repuesta a esta pregunta, la entiendo competencia de mis amables lectores. Pero desde el rol de mi primer lector, observo cambios significativos en la construcción de mis escritos; pasando de plasmar de forma meramente natural, a un resultado más elaborado; producto, principalmente, de un mayor conocimiento del oficio y de la aplicación de técnicas aprendidas.

¿Cómo siente que un poema está terminado y cómo lo corrige?
Un poema surge motorizado por una imperiosa necesidad de expresar una idea apegada al sentir estético. Y una vez se logra transferir dicha idea al fascinante mundo de las letras, el escrito deberá ser sometido a tantas revisiones como sean necesarias, hasta que logre convencer a su autor. En este punto podríamos hablar de un poema terminado, al menos tentativamente.

¿Cuál es su filosofía de vida?
Resumo mi filosofía de vida en una frase de mi autoría: “Voy tras lo difícil, en lo fácil siempre hay fila”.

Además de la poesía, ¿qué otrogénero literario cultivas?
Además de la poesía, tengo algunos cuentos y un intento de novela.

Consideración
Cada intento de poema es un regalo de mi alma agradecida para aquellas personas que encuentran deleite en la poesía”.

Fuente:

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here