La Junta Municipal Electoral de Sabaneta

360


Por Ricardo González Quiñones
Mi padre, don Eligio Arcadio González Blanco, estaba atormentado porque no había podido ir a sacar su nueva cédula de identidad y electoral, a sabiendas que a la anterior apenas le queda un par de semanas de vigencia. Le dije que el lunes 22 de diciembre, Dios mediante, iríamos a la Junta a buscar su nuevo documento.

Como era de esperarse, mi padre, un anciano de 100 años no tuvo que hacer filas, nos introdujeron y con grandes atenciones y muchas sonrisas a flor de labios, ese personal de nuestra Junta municipal Electoral nos atendió.

 

Pasé por todos los departamentos, aprovechando la ocasión para saludar al personal y desearles una feliz navidad y un venturoso año nuevo. Pero hoy quiero resaltar las cualidades humanas con que estos muchachos y muchachas trabajan. No importaba que el local estaba repleto de sabaneteros en procura de su nuevo documento, estos servidores públicos estaban dando un servicio no solamente efectivo, sino también con una satisfacción de deber cumplido.

 

Hoy, no quiero dejar pasar por alto, el trabajo inconmensurable que están desarrollando nuestros muchachos que trabajan en la Junta Municipal, y su empeño por hacer las cosas como debe de ser en nuestro país. Leonardo, Mery, Arialdy, Raysa, Carmencita, Altagracia, Milo, Judith y todos los que hacen posible que esa ardua labor de «cedular» a los sabaneteros, sea del agrado de los que buscan el servicio. En hora buena muchachos. Tremendo ejemplo de altruismo ese que ustedes están brindando.

Hasta pronto, Dios querrá

Ricardo González Quiñones
Sabanetero

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here