spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
InicioNoticiasInternacionalesLa historia detrás del éxito de Stallone: un padre violento, el chantaje...

La historia detrás del éxito de Stallone: un padre violento, el chantaje de su hermana y la muerte de su hijo

El actor, guionista y productor, ícono de películas de acción como Rocky y Rambo, cumple 78 años. Aunque su vida profesional fue un cúmulo de éxitos, en lo personal debió afrontar momentos difíciles. La falta de control sobre el dinero que genera su saga del boxeador, la relación con su hijo autista y el amor por sus mascotas.

Por: Agencias

Redacción internacional.- “No soy guapo en el sentido clásico. Los ojos caen, la boca está torcida, los dientes no están derechos, la voz suena como la de un portador del féretro mafioso, pero de alguna manera todo funciona”, dijo el actor, guionista, director y productor estadounidense hablando de sí mismo. Los fanáticos del cine de todo el mundo han estado acudiendo en masa para ver sus películas durante más de 40 años, lo que lo ha convertido en uno de los mayores atractivos de taquilla de Hollywood. Pero hay un lado b en su historia: el querido astro de Rocky es el fiel ejemplo de que el arte imita la vida. La suya real es todavía más dura que la de su personaje, y como el mismo boxeador, Sylvester Stallone supo sortear las tragedias que se le presentaron a lo largo de sus 78 años.

Marcado al nacer

Sylvester Stallone nació el 6 de julio de 1946 en Hell ‘s Kitchen, un barrio de Nueva York. Hijo de la astróloga Jackie Labofish y el esteticista y peluquero Frank Stallone, ambos inmigrantes. La expresión facial y la voz de Sly, como lo llaman, no reflejan dureza deliberada, sino que son consecuencia de un nacimiento difícil. Durante el parto, Stallone sufrió un accidente que dañó un nervio facial, dejando paralizada parte de su lengua y mentón. Además de este incidente, el actor enfrentó varios problemas de salud en sus primeros años, incluyendo raquitismo y acoso escolar. También mencionó que su padre era violento, lo que contribuyó a su comportamiento arriesgado. A los 12 años ya había sido expulsado de 13 escuelas y había sufrido 11 fracturas óseas. A los 15 años, después de que le dijeran que su cerebro estaba “dormido”, se interesó en el fisicoculturismo.

El joven Stallone asistió al American College of Switzerland y a la Universidad de Miami, donde obtuvo una licenciatura. Además de actuar, también estaba interesado en ser reconocido como guionista. Inspirado por la pelea entre Muhammad Ali y Chuck Wepner, sobre todo en este último, apodado “El Sangrador de Bayonne, que soportó un durísimo castigo hasta que el árbitro detuvo el combate a 19 segundos del final. La contienda transcurrió en Cleveland en 1975, y Stallone escribió un guión cinematográfico sobre un boxeador “don nadie” al que se le da la oportunidad de un millón a uno para pelear por el título de peso pesado. Rocky (1976) se convirtió en leyenda del cine, obtuvo diez nominaciones al Premio de la Academia, ganó el Premio a la Mejor Película de 1976 y desencadenó una de las series de películas de mayor éxito financiero de la historia. “Me sorprende la gente que tarda 18 años en escribir algo. Ese es el tiempo que le tomó a ese tipo Gustave Flaubert escribir Madame Bovary. ¿Y estuvo alguna vez en la lista de los más vendidos? No. Era un libro pésimo y resultó en una película pésima”, explicó Sly al New York Times cómo escribió el guión de Rocky en tres días. Luego le llegaron ofertas de varios estudios ansiosos por asegurar a la nueva estrella más popular de Hollywood.

Aunque seis años antes de hacer Rocky, Stallone estaba sin un centavo, durmiendo en la estación de autobuses y luchando para abrirse paso como actor mientras trabajaba en diversos empleos. En 1970, protagonizó Party at Kitty and Stud ‘s, una película erótica aunque según él, para los estándares actuales sería clasificada sólo como PG, es decir, de supervisión parental. “Era eso o robarle a alguien, porque estaba en el límite. En lugar de hacer algo desesperado, acepté un trabajo de dos días por 200 dólares y salí adelante”, comentó. Según Stallone, la película nunca llegó a estrenarse. Sin embargo, después del éxito de Rocky, le ofrecieron comprar los derechos por 100 mil dólares, pero él se negó, declarando, “Ni siquiera los compraría por dos dólares. Mi abogado les aconsejó que se mantuvieran alejados de mí”.

Rocky a terapia intensiva

Durante la filmación de Rocky IV, Dolph Lundgren casi lo dejó noqueado de verdad. En el Festival de Cine de Cannes, Stallone reveló a la prensa que el maestro sueco de karate convertido en estrella de acción era demasiado perfecto, lo cual hizo que lo despreciara desde el principio. Aunque esta dinámica funcionó bien para la película, donde sus personajes debían odiarse, creó un ambiente tenso en el set. La situación llegó a tal punto que Sly desafió a Lundgren a golpearlo de verdad e intentar tumbarlo. Lundgren tomó sus palabras muy en serio y le propinó un golpe tan potente que casi lo mata, mandándolo directo al hospital. Stallone recordó, “Lo siguiente que recuerdo es que estaba en un avión camino a la sala de emergencias. En serio, estuve en cuidados intensivos durante cuatro días”. Fue trasladado en avión al Hospital St. John ‘s de Los Ángeles, donde le diagnosticaron un hematoma cardíaco.

A pesar del incidente casi fatal, Dolph Lundgren y Sylvester Stallone mantuvieron una relación cercana, como dijo el sueco al New York Post, “Me sorprendió lo bien que Sly podía pelear. Yo peleé de verdad y tuve que aprender a simular. Él estaba totalmente comprometido con su papel”.

La tragedia con sus hijos

Desde el diagnóstico de autismo de su hijo Seargeoh, Sly y su entonces esposa Sasha han enfrentado grandes desafíos. Aunque ambos trataban por separado las dificultades del niño, Sasha asumió la mayor parte de la responsabilidad mientras Stallone continuaba trabajando. Para el actor, la situación fue desgarradora debido a la dificultad para conectarse con su hijo. El protagonista de Rocky compartió su experiencia: “No hay una conexión real de padre e hijo ahí. Tengo que ser su compañero de juegos. Con un niño así, tienes que dejar de lado tu ego. No puedes forzarlo a entrar en tu mundo. Más bien, te unes a él en lo que sea que esté haciendo”. También reconoció que sentía un vínculo más fuerte con su hijo mayor, Sage, en parte porque era más capaz de establecer una conexión estrecha con él.

Pero justamente ese hijo con quien Sly mantenía una estrecha relación, falleció a los 36 años en julio de 2012. Sage murió producto de un ataque al corazón, ocasionado, según reveló la autopsia, por una arteriosclerosis, una condición cardíaca en la cual el colesterol y las grasas bloquean las arterias, restringiendo el flujo sanguíneo y provocando un ataque al corazón mortal. Además de enfrentar la trágica pérdida de su hijo, Stallone tuvo que lidiar con la especulación mediática infundada de que Sage había estado bajo el efecto de drogas al momento de su muerte.

Sage tenía un futuro prometedor y había aparecido en varias películas de su padre, incluyendo Rocky V (1990) y Pánico en el túnel (1996). En el momento de su repentina muerte, también estaba comprometido para casarse. Stallone expresó en una declaración conmovedora, “Cuando un padre pierde a su hijo, no hay dolor más grande. Por eso, ruego con humildad a todos que respeten la memoria de mi maravilloso y talentoso hijo y que sientan compasión por su amorosa madre, Sasha. Esta pérdida agonizante nos acompañará el resto de nuestras vidas. Sage fue nuestro primer hijo y el centro de nuestro universo, y ruego con humildad que todos guarden la memoria y el espíritu de mi hijo en paz”.

Chantajeado por su hermana

Sly tuvo una relación controvertida con su media hermana Toni Filiti que se extendió por décadas. Durante los años de mayor fama de Stallone, el actor, productor y guionista llegó a un acuerdo confidencial multimillonario con ella, descrito por algunas fuentes como un acto de chantaje. En 1987, el actor acordó pagarle a su hermana poco más de 16 mil dólares mensuales por el resto de su vida, además de un pago único de 2 millones de dólares y un fideicomiso anual de 50 mil dólares para gastos médicos y psiquiátricos. Toni había acusado a Stallone de causarle “lesiones personales, incluyendo daño físico”, una acusación que él negó.

La madre de Stallone, Jackie, declaró a los medios, “Fue un acto de chantaje. Toni-Ann estaba tomando 65 pastillas de Oxycontin al día y amenazó a Sylvester. Una persona adicta haría cualquier cosa. Cuando Sylvester se hizo famoso, ella no supo cómo aprovecharlo. Él sólo intentaba ayudarla. Finalmente se rindió”. Jackie también comentó, “Había muchas historias contradictorias… En ese momento, él estaba bien, y sus abogados dijeron, ‘Dale algo solo para callarla’”.

Toni falleció en agosto de 2012 a los 48 años después de luchar contra el cáncer de pulmón. Esta tragedia ocurrió justo un mes después de la muerte del hijo de Stallone, Sage.

La cirugía de corazón de su hija

En octubre de 2012, apenas unos meses después de las trágicas pérdidas de su hijo y su hermana, Stallone recibió la noticia de que su hija, Sophia, necesitaría someterse a una cirugía cardíaca en diciembre. Sophia había pasado por su primera operación cardíaca cuando era bebé para corregir una malformación en el corazón, que salió bien. Sin embargo, a los 16 años requirió un procedimiento adicional en la válvula cardíaca. A pesar del desafío, el procedimiento fue exitoso, pero su padre estaba afectado.

Jennifer Flavin, esposa de Stallone, describió a Sophia diciendo, “Ella es quien más se parece a su padre. Al igual que él, ha leído casi todos los libros de Shakespeare. Tienen un vínculo muy especial, piensan de manera similar e incluso tienen gestos similares. Sophia es el amor de su vida”. Respecto a Sly, agregó, “Este ha sido un año terrible, un año horrible para él. Sylvester está devastado, pero se niega a hablar de su hijo”. Luego de la cirugía, ella se graduó de la Universidad del Sur de California en mayo de 2019, donde estudió comunicaciones con especialización en negocios y cine.

Más afectos en problemas

Sylvester Stallone muestra un profundo amor por los perros en su Instagram, pero ha enfrentado varias tragedias relacionadas con ellos. En 2013, su querida perrita Phoebe fue asesinada por un coyote en su vecindario de Bel Air, California. TMZ reportó que la cachorra desapareció y la familia desesperada puso carteles ofreciendo una recompensa de 10 mil dólares por su regreso, sólo para descubrir que había sido encontrada muerta en su propia propiedad. El representante del actor describió la muerte de Phoebe como “muy difícil” para todos.

Además, antes de alcanzar el éxito con Rocky, Stallone enfrentaba problemas financieros y trató de vender a su amado bullmastiff, Butkus, por 100 dólares, como dijo, “Traté de vender a mi perro porque era eso o pasar hambre en casa”. Logró venderlo por 50 dólares y, él mismo reveló que cuando vendió el guión de Rocky, intentó recuperar a Butkus del hombre a quien se lo había vendido pero este se negó. Hasta que logró convencerlo por una suma de 3 mil dólares, más un pequeño papel en su próxima película.

En el 2016, Sly casi pierde a su medio hermano de 19 años en un violento ataque. Según TMZ, Dante Stallone fue atacado cerca del campus de la Universidad Estatal de Florida por otros dos hombres. Dante, quien regresaba de un Taco Bell en ese momento, sufrió heridas tan graves que sus compañeros de cuarto tuvieron que contactar al 911 porque él no podía ni hablar. Según un informe policial, no se identificó un motivo claro para el ataque, y Dante no conocía a sus agresores. Se reportó que el hermano del actor quedó con el “paladar fracturado, la mandíbula partida y dientes rotos y arrancados”, según TMZ. Fue hospitalizado durante varias semanas y se sometió a múltiples cirugías reconstructivas. Stallone compartió con el tabloide, “Este es un joven extraordinario, un excelente estudiante que nunca buscaría problemas. Todo esto es trágico y doloroso”.

Derechos de Rocky
Stallone hizo una considerable cantidad de dinero con la franquicia de Rocky, pero aún así siente que fue un mal trato, sobre todo considerando que él fue el creador de todo. En una entrevista con Variety, reveló que en 1976 ganó apenas alrededor de 2.5 millones de dólares por la primera película de Rocky. Detalló que recibió 25 mil dólares por el guión y luego 360 dólares por semana durante los 25 días de filmación. Explicó, “Afortunadamente, había mínimos del Sindicato de Actores. Gané alrededor de $2,000 por actuar”. La mayor parte de sus ganancias por el éxito de Rocky provinieron de sus 10 puntos netos o participación en las ganancias netas. Ganó $75,000 por Rocky II en 1979 y $120,000 más una considerable suma en porcentaje de ganancias con Rocky III en 1982.

Sin embargo, Stallone expresó resentimiento por no tener control sobre la franquicia durante años. Comentó: “No tengo ningún control sobre Rocky. Cada palabra, cada sílaba, cada error gramatical fue mío. Fue más impactante de lo que uno podría pensar, pero me dijeron, ‘Oye, al menos te pagaron, ¿por qué te quejas?’ Estaba furioso”. Cuando se le preguntó por qué no luchó más por los derechos de la franquicia, Stallone dijo que incluso su propio abogado le aconsejó que no peleara más, algo que le dolió escuchar: “Nunca presioné, y para cuando llegamos a Rocky Balboa estaba en una posición bastante débil para decir cualquier cosa. Estaba en declive, y todo era bastante intenso”.

Un productor de la saga Rocky aseguró que Stallone “ganó dinero desde todos los ángulos, y sigue ganando”. Por su parte, Sly admitió que, aunque el sistema ha asegurado la estabilidad financiera de sus hijos y nietos, sigue sintiendo que “la definición de Hollywood es la de alguien que te apuñala en el pecho. Sin disimulo alguno”. De todos modos, en su cumpleaños número 78, Stallone tenga claro qué continúa, como alguna vez dijo, “Seguiré jugando a Rambo y Rocky. Ambas son máquinas de hacer dinero que no se pueden apagar”.

FUENTE:

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Ultimas