La Barrick y su Emulsión de Scott

193


Por Luis Amílkar Gómez
Dos ejecutivos de la Barrick Pueblo Viejo desmintieron, en visita a un periódico de Santo Domingo, que esa empresa minera pretenda instalar una fábrica de explosivos.

De acuerdo a lo declarado por los señores Jorge Esteva, Gerente de Comunicaciones y Méjico Ángeles Litgow, Director de Asuntos Gubernamentales, lo que se trata de instalar es una fábrica de emulsiones.

 

O esta gente se está burlando de los dominicanos ó nos están tomando el pelo ó de verdad creen que somos idiotas.

 

Una emulsión es una mezcla de dos ó más líquidos que son normalmente no «mezclables». Por ejemplo, la leche es una emulsión de grasa y agua, otra es la que se obtiene con la mezcla de aceite y agua.

 

La ciencia usa las emulsiones para obtener nuevas sustancias que permiten resolver problemas sin solución aparente ó más difícil de resolver por otros medios.

 

El ser humano usa emulsiones para crear alimentos, asfalto para las carreteras, medicinas, en la industria fotográfica, en la imprenta y numerosos usos más.

 

Muchos explosivos son producidos a través de este medio siendo uno muy conocido la Emulsión a Granel que es un producto liquido de aspecto gelatinoso a base de nitrato de armonio y gasoil.

 

Este es de los explosivos más seguros del mercado para su manipulación, ya que es sensibilizado directamente en el área donde va a ser utilizado.

 

Otros explosivos que se obtienen vía emulsiones son el Emulex, Exágel, Semexsa y Primagel entre otros.

 

Todos estos explosivos tienen en común su excelente resistencia al agua, lo que permite su aplicación en hoyos ó perforaciones totalmente inundados, lo cual es típico de áreas lluviosas como es la región donde realiza sus labores la Barrick Gold.

 

Obviamente, la empresa extranjera vuelve a mentir al pueblo dominicano, ya que como denunciamos antes, la Barrick Gold dió un «palo acechao» sin que las autoridades del país se enteraran.

 

Pero, el «palo acechao» no sólo fué para el gobierno y el pueblo dominicano, también para los poderosos empresarios que suministraban los explosivos a la detestable Barrick.

 

Esos hombres de negocios estaban «lavando oro» sin tener minas, ya que sobrevaluaban algunos productos y la Barrick lo sabía pero mantenía un silencio táctico.

Y es que en el trato entre hienas, la traición siempre aflora.

 

Próximamente, escribiré sobre la compañía de capital «dominicano», que ha declarado la guerra a la Barrick Gold, después que la empresa decidió crear su propio polvorín.

 

Señores, la verdad es que en este lío lo que hay es una guerra de intereses del carajo y el gobierno dominicano se mantiene neutral observando desde sus cómodos palcos.

 

Asimismo, la gran prensa dominicana se mantiene callada, informando solamente los desmentidos que los poderosos quieran hacer a una noticia que ni siquiera se atrevieron a publicar.

 

Los ejecutivos de la Barrick Pueblo Viejo pensaron que «estos mulatos no saben nada de emulsiones».

No saben ellos que los dominicanos tenemos más de 60 años tomando emulsiones.

 

Pregúntenles al míster Scott.

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here