Juramento

0
933
Sergio Lantigua

Por: Sergio H. Lantígua – Poeta y Escritor.
Para un porcentaje mayoritario de los seres humanos hacer un juramento es algo sagrado. Yo recuerdo que mis padres hicieran una promesa a mi nombre – no rememoro bajo qué circunstancias, y como a la edad de seis o siete años tuve que caminar descalzo desde Bolsillo hasta la iglesia frente al parque para cumplir el prometimiento. Este verso remolca en su nomenclatura evidencias sugerentes al argumento aludido.

JURAMENTO
Te prometí que habría de buscarte
Sobrepasado el dolor de tu ausencia
En los convexos laberintos del tiempo
Entre las miradas de los invidentes
En la muda locuacidad del silencio
Te prometí que habría de buscarte
Aún sapiente de tu desamor
Entre el chasquido de besos ajenos
Entre los escombros de mis sueños
Y los trazos dibujados en la arena
Entre la latitud y longitud del deseo
Te prometí que habría de buscarte
Obcecado porque ya ni me piensas
Cuando las olas del mar se duerman
Mecidas entre los brazos de Morfeo
Cuando el colorido atavío del otoño
Le ceda el paso al gríseo invernizo
Y el flujo eviterno de la corriente
Desvíe su cauce agobiado de lo mismo
Cuando en lo curvo de un cuerpo
Dos líneas paralelas se encuentren
Cuando una sonrisa pueda edulcorar
La humeante taza del café mañanero
Te prometí que habría de buscarte
Cuando tenga que brindar por tu olvido
Persuadido de que ya no me quieres.
D.R. 10/10/2019

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here