spot_img
InicioCulturaHomenaje a la mujer sabanetera

Homenaje a la mujer sabanetera




Por: Sergio H. Lantígua
Nunca he tenido que imbuir a mi intelecto para que abandone su pereza y contribuya en el esquema que ya teníamos bosquejado, por haberle fiado el llavero que da acceso al aposento donde es inquilina mi musa inspirativa, más el libre albedrío de ir y venir cuando le parezca y le dé su gusto y gana; pero en ésta oportunidad, quise ejercer mi potestad y someterle a éste decreto de rendirle homenaje a esas extraordinarias mujeres de mi lar nativo para quienes mendigo mansedumbre y comedimiento en éstos momentos tan cruciales para su existencia y no menos vulnerable y desmerecida supervivencia, provocada por la estampida ascendente de magnicidios desamarrados despóticamente en su contra y en discordancia con nuestro comportamiento civilista, como una modalidad puesta en boga en todo el territorio nacional.

A veces leemos y escuchamos sucesos que para nuestra impoluta comprensión son acaecimientos incomprensibles, e inadmisibles a la misma vez; aborto de nuestro respeto incuestionable en el trato conferido al sexo opuesto sin importarnos su casta, color, línea de conducta, trabajo (puede ser una suripanta), situación económica, etc. Para éste servidor no existe comporte alguno, que pueda circunnavegar la meritoria deferencia que el sexo débil, desadormece en nuestra conducta.

Aquí es aplicable una solución práctica y beneficiosa para ambos sexos cuando se arriba a la circunvalación del resquebrajamiento de una relación amorosa que por conflictiva, amerite ser ventilada. El paso más aconsejable sería, posponer la polémica para ya cuando los nervios estén más bonancibles. Establecer un diálogo equánime, donde cada litigante ejerza el derecho a exponer su argumento sin exabruptos. Si la secuela de este intercambio es intransigente y vuelven a caldearse los impetus; entonces, debemos de una manera civilizada fracturar la reciprocidad y continuar caminos divergentes antes de tomar una decisión drástica que solo desembocaría en catástrofe equivalente al homicidio por un lado y la penitenciaría por el otro.

Cuando el raciocinio del ser humano asimile que las relaciones entre ellos no acarrean patentes imperecederas y que éstas están trenzadas a circunstancias ignotas. Que el amor es veleidoso, y puede ahuecar el ala en cualquier instante, que debemos hacer un análisis concienzudo y conciliador antes de exacerbar la conflagración y por consecuencia acarrearnos indeseadas circunstancias.




Tenemos que asimilar el coeficiente de causa y efecto; que cuando se acaba el amor entre una pareja, no se termina la vida, porque tenemos la facultad de tropezar y auparnos de nuevo, de rehabilitar nuestro destino y aprender de los fracasos por más insoslayables que estos parezcan, pués para todo problema existe una solución. Lo que hay es que salir a buscarla.

Nos fué una tarea acomodaticia el elaborar el preámbulo y articular el argumento de ésta hermosa prosa que con toda estima, respeto y silente admiración adjudicamos a nuestras compueblanas en su salvaguarda.

HOMENAJE A LA MUJER SABANETERA
Tu engendro fué una comarca paradisíaca y naciste entre la bruma de la sierra
De mirada ensalmada y lacerante con el matíz ambarino de la miel de abejas
Bautizada con pan de agua eucarístico mezclado en una copa de vino santificado
En el misterio de tu sonrisa se amalgaman los ocasos y las auroras de mi pueblo
Cuando caminas el aire esparce tu perfume encantador de florecidos limoneros
Tus besos son tan dulces como el yamaguí y tu boca tiene el sabor del mameyito
Fuíste criada a orillas del Yaguajal y eres descendiente del gran cacique Marién
Como la ciguapa, camina el destino agarrado a tu falda similar al perro faldero
Tu siembras alegría y provocas desastres terrenales con tu mohín sandunguero
Eres gobernante por voluntad y replicas con intelecto a todo el que te interpela
Te han pisoteado tus derechos pero tu voluntad aún se mantiene incólume
Mujer de una sonrisa arrobadora ornamentada con dientes de dije alabastrino
Sobre tu vientre pundonoroso danzan amorosamente la ilusión y el desengaño
El efímero juramento, el honor a la palabra, implícitos, deambulan a tu diestra
Crepitas como la astilla de cuaba cuando la llamarada de la pasión te envuelve
Dueña de caricias seductoras que jamás he conocido por haber dejado mi tierra
Si dimanas del cielo o del mismísimo infierno. Importancia para mí no la tiene
Pués tu mirada, tu sonrisa y tu boca cuando hablan despernancan mis anhelos
De quién eres discípula? Qué importa! Que seas un ángel o sirena embaucadora
Que te semejes a un arcángel con ojos de terciopelo o a un galipote con melena
Como todo enamorado rendido me inclino reverente ante tu domeñante belleza
Ritmo, alegría, sabor. Oh, mujer Sabanetera! Siempre serás mi evocado recuerdo




ARTICULOS RELACIOANADOS

4 COMENTARIOS

  1. Amigo por conocer, un poema emanado de las entrañas de un Sabanetero de pura cepa, hacia la mujer nuestra, la mujer luchadora al compás de un sol bravío. Reciba mis felicitaciones por este y todos esos versos vivos que empalmas en estas páginas o

  2. srta. Leclerc – distinguida dama: El hecho de que sea usted pariente de mi dilecto y admirado colega en este asilo literario don Nito Leclerc – me hace umbuirle más envergadura a su comento. Créame si le digo que invertí los ahorros que tenía del

  3. Mi dilecto amigo y hermano por conocer Ricardo: Para poder hilvanar los epígrafes de éste modesto homenaje a nuestras mujeres, tuve que dejar huera la cuenta de mi verborragia imaginera porque consideraba que mi exigua lexicografía no era lo sufic

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Coopsano

809-580-2378spot_img

Supermercado Doble A

809-580-2204spot_img

ISM

spot_img

Ferreteria Genere

809-580-2929spot_img

Santiago Rodríguez Corre: 5K

spot_img

Colores de la discordia

KERUBANDA – 15 oct

OASIS Don Chuchospot_img