«Hombre dragón»: el sorprendente hallazgo en China de una posible antigua especie humana hasta ahora desconocida

112
KAI GENG Pie de foto, El cráneo del "hombre dragón" es enorme y el tamaño de su cerebro pudo haber sido similar al promedio de nuestra especie.

Por: Pallab Ghosh – Corresponsal de Ciencia, BBC News.

Unos investigadores chinos descubrieron un cráneo antiguo que podría pertenecer a una especie humana completamente nueva.

El equipo ha afirmado que es nuestro pariente evolutivo más cercano entre las especies conocidas de humanos antiguos, como los neandertales y el Homo erectus.

Apodado «hombre dragón», el espécimen representa a un grupo humano que vivió en el este de Asia hace al menos 146.000 años.

Fue encontrado en Harbin, en el noreste de China, en 1933, pero no había llamado la atención de los científicos hasta ahora.

«Homo longi»

KAI GENG
Pie de foto, Ilustración de cómo pudo haber lucido el «hombre dragón». Su cráneo sugiere que era robusto y de complexión fuerte.

Uno de los principales expertos en evolución humana de Reino Unido, el profesor Chris Stringer, del Museo de Historia Natural de Londres, fue parte del equipo de investigación.

«En términos de fósiles en el último millón de años, este es uno de los más importantes descubiertos hasta ahora», dijo Stringer a BBC News.

«Lo que tenemos aquí es una rama separada de la humanidad que no está en camino de convertirse en Homo sapiens (nuestra especie), sino que representa a un linaje distinto que evolucionó en la región durante varios cientos de miles de años y finalmente se extinguió», añadió.

Los investigadores dicen que el descubrimiento tiene el potencial de reescribir la historia de la evolución humana.

Su análisis sugiere que está más estrechamente relacionado con el Homo sapiens que con los neandertales.

Los científicos asignaron el espécimen a una nueva especie: Homo longi, de la palabra china «long», que significa dragón.

«Encontramos nuestro linaje hermano perdido», dijo Xijun Ni, profesor de la Academia de Ciencias de China y de la Universidad GEO de Hebei en Shijiazhuang.

«Dije ‘¡Dios mío!’. No podía creer que estuviera tan bien conservado. Puedes ver todos los detalles. ¡Es un hallazgo realmente asombroso!», aseguró también a BBC News.

Fuerte y robusto

El cráneo es enorme en comparación con los cráneos promedio que pertenecen a otras especies humanas, incluida la nuestra. Su cerebro sí era comparable en tamaño a los de nuestra especie.

KAI GENG
Pie de foto, Los investigadores afirman que el humano antiguo en el extremo izquierdo de la foto puede haber evolucionado durante millones de años hasta convertirse en el relativamente moderno «hombre dragón» del extremo derecho.

El «hombre dragón» tenía cuencas de los ojos grandes, casi cuadradas, cejas gruesas, boca ancha y dientes de gran tamaño.

El profesor Qiang Ji, de la Universidad GEO de Hebei, dijo que es uno de los fósiles de cráneos humanos tempranos más completos jamás descubiertos.

«Tiene una combinación de características primitivas y (más modernas), que se distingue de todas las demás especies de humanos», explicó el investigador.

Los científicos creen que el «hombre dragón» era fuerte físicamente y robusto. Pero poco se sabe sobre cómo vivía, porque su cráneo fue sacado del sitio en el que fue encontrado.

Eso significa que actualmente no existe un contexto arqueológico, como herramientas de piedra u otros elementos de su cultura.

Hallazgo

El cráneo fue descubierto en 1933 por un albañil que trabajaba en la construcción de un puente sobre el río Songhua, que atraviesa Harbin, en la provincia de Heilongjiang.

KAI GENG
Pie de foto, El cráneo del «hombre dragón» también tiene una característica primitiva, como los pronunciados arcos de las cejas.

El cráneo del «hombre dragón» también tiene una característica primitiva, como los pronunciados arcos de las cejas.

El nombre del río significa «Dragón Negro», por lo que el nuevo humano fue bautizado como «hombre dragón».

La ciudad estaba bajo ocupación japonesa en ese momento. Ante la sospecha de su valor cultural, el trabajador chino se lo llevó de contrabando a casa para mantenerlo fuera del alcance de los ocupantes. Lo escondió alrededor de 80 años.

El hombre le contó a su familia sobre el cráneo antes de morir, por lo que finalmente llegó a manos de los científicos.

Difícil de clasificar

El «hombre dragón» se une a una serie de restos humanos tempranos descubiertos en China que han resultado difíciles de clasificar. Estos incluyen restos de Dali, Jinniushan, Hualongdong y la mandíbula Xiahe de la meseta tibetana.

Ha habido un feroz debate sobre si estos restos representan ejemplos primitivos de Homo sapiens, neandertales, denisovanos o algo completamente diferente.

MAAYAN HAREL
Pie de foto, Los denisovanos tienen rasgos comunes con los humanos modernos y los neandertales. ¿Era el «hombre dragón» un denisovano?

Los denisovanos tienen rasgos comunes con los humanos modernos y los neandertales. ¿Era el «hombre dragón» un denisovano?

Los denisovanos fueron identificados por primera vez a partir del ADN recuperado de un hueso de un dedo de 50.000-30.000 años de antigüedad descubierto en la cueva Denisova, en Rusia.

Debido a que los restos asociados con este linaje hermano de los neandertales estaban tan fragmentados, el grupo ha sido descrito como un «genoma en busca de un registro fósil».

La profesora Marta Mirazon Lahr, de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, cree que el «hombre dragón» era, de hecho, un denisovano.

«Los denisovanos son una fascinante y misteriosa población del pasado. Hay indicios (de la evidencia de ADN) de que la mandíbula encontrada en la meseta tibetana podría ser de un denisovano», dijo. «Y ahora, debido a que la mandíbula del Tíbet y el ‘hombre dragón’ se parecen, podríamos tener la primera cara del denisovano».

El equipo científico que recientemente publicó detalles sobre unos restos hallados en Israel pertenecientes a una posible especie precursora de los neandertales, cree que el «hombre dragón» podría descender de los humanos que surgieron por primera vez en esa región.

Pero los investigadores chinos sostienen que los fósiles difíciles de clasificar del este de Asia representan la evolución gradual de una nueva especie. El profesor Ni tiene una respuesta amable a aquellos que no están de acuerdo con esta evaluación.

«Los resultados generarán mucho debate y estoy bastante seguro de que mucha gente no estará de acuerdo con nosotros», dijo.

«Pero eso es la ciencia y es gracias a que no estamos de acuerdo en que la ciencia progresa».

Fuente:

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here