Holocausto climático, cumbres y fechas ambientales

0
36
Pascual Ortiz colaborador

Lo de Hoy

Por: Pascual Ortiz

El próximo 28 de enero se celebra el “Día Mundial de la Acción frente al Calentamiento Terrestre”. Se reflexiona sobre la deforestación, contaminación y el incremento de los gases invernadero. En la ocasión además, se realiza “acuerdo para salvar el planeta de una catástrofe en ciernes”.

Al final del año 2015, se celebró la Cumbre sobre el Cambio Climático en Paris. Se esperaba que este escenario sirviera para lograr un acuerdo universal sobre el cambio climático. Que limitara definitivamente las emisiones contaminantes a la atmosfera, en menos de 20 C. Que el compromiso que surgiera fuera vinculante, global para todos los países y sobre todo para las grandes potencias, que son las que más contaminan y derrochan los recursos naturales.

Y así entre cumbre y fecha para hablar del tema ambiental, la tierra y la humanidad, gimen de dolor.

La Cumbre sobre el Cambio Climático de Paris, fue otra burla de las grandes potencias. Solo sirvió para afianzar mas el HOLOCAUSTO CLIMÁTICO.

Las grandes potencias, que son las causantes de más de la mitad de las emisiones contaminantes, se impusieron de nuevo. No aprenden jamás, sus intereses están por encima del bien común. Porque como es posible que conociendo la situación del cambio climático, no fueran capaz de elaborar una propuesta por la vida, no por el caos.

La humanidad vive en carne propia, la falta de lluvias en un lugar o las lluvias en cantidad insoportable en otra parte (fenómeno del niño y la niña), el calentamiento de la temperatura, la baja producción agrícola, las enfermedades que como plagas llegan unas tras otras.

¿Se puede volver a plantear reducir a la mita las emisiones contaminantes, sin general los cambios en el comercio y las finanzas del mundo?

No hace falta ser un científico, ni tener conocimiento técnico para sentir la realidad que está generando el mal manejo que se está haciendo de los recursos naturales; solo es necesario ser un ser humano y solo eso te hace palpable y visible el problema ambiental.

El ser humano es cada vez más vulnerable a las consecuencias de los cambios que por la forma y rapidez que se presentan los fenómenos, no permite que la anatomía humana reaccione y se adapte a esos cambios climáticos, sin que esto no genere daño irreversible en su sistema inmunológico. Estas situaciones de salud se presentan como: “problemas cardíacos y otros síntomas y molestias hasta un aumento del número de defunciones, de ingresos hospitalarios y de visitas a urgencias, especialmente por causas respiratorias y cardiovasculares”.

La degradación del suelo, sub suelo, se presentan como daño irrecuperable a corto y mediano plazo. La producción de agrícola y ganadería de pequeños productores desaparece de manera paulatina.

Sin embargo, la producción tecnificada de alimentos que es costoso, depredador, que sus ejecutores; los emporios imperiales imponen, reciben todas las facilidades. Préstamos, exoneraciones, normativa legal que aprueben y garanticen sus acciones, arreglo de pagos y condonaciones de deuda, para que mantengan su economía de acumulación.

La desigualdad social es lo que predomina, las buenas intenciones se quedan en discursos, porque el crecimiento de la economía mundial se queda en 85 personas, que tienen la mitad de los bienes de la humanidad. No tienen limite, por ellos explotan, devastan ecosistemas, consumen y contaminan, todo en función de su patrimonio.

La irresponsabilidad de muchos jefes de estado es insostenible, la hegemonía de las potencias mundiales imponen el no retorno de la posibilidad del desarrollo sostenible. El consumo depredador de esta elite rica, necesita dos o tres tierra más para llenar la apetencia de su ilimitada y devastadora acumulación. Pero solo existe un planeta tierra y es este, donde vivimos; su destrucción, es nuestra destrucción.

Ya, este modo de productividad, mercantilista y consumista es insostenibles, ha llevado al planeta al abismo, sobre paso su límite, esta estrangulado la tierra, no aguanta mas erosión y calentamiento de su atmósfera. La humanidad está sometida, cautiva, dividida y aplastada al servicio laboral del comercio y a la producción de los bienes de quienes los acumulan.

El Calentamiento global, demanda enfrentarlo de forma global, el desastre no puede ser el fin de la Tierra y la humanidad; es hora de reaccionar.

Todos estamos llamados a darnos cuenta sobre nuestra naturaleza, somos seres vivientes que dependemos directamente de los bienes del Planeta Tierra. Debemos reconocer que por mas que sentimos y sufrimos en carne propia el hambre, muerte precoz, falta de agua potable y control especulativo de la producción y comercialización de los alimentos.

Para poder abordar mejor el tema del “HOLOCAUTO CLIMATICO” que estamos viviendo, es necesario cambiar nuestros hábitos individuales, comunitarios, nacionales, planetarios. Es no dejar para mañana nuestro compromiso de toma de una conciencia pro-activa de la problemática.

Es importante señalar que, según el IPCC -Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático se tiene identificado los procesos que han venido incidiendo en el cambio climático, se desarrolló mas con la revolución industrial capitalista. Se fue consolidando con el descubrimiento de energía: carbón, gas, petróleo. El descubrimiento de nueva tecnología, que facilito la creación de máquinas que aceleraron la extracción de los minerales y fortaleció la producción y la comercialización de las mercancías. Que ha servido como instrumento especulativo financiero de quienes controlan y organizan el mercando invisible depredador.

Si no paramos el consumismo, la ambición, el abuso de poder, la codicia; el problema no tendrá solución. El cambio de pensamiento y de acción es vital. El cambio de tecnología en la productividad y en las industrias es fundamental.

No estamos llamado a esperar, sino que estamos conminado a actuar. El silencio, la sumisión, la búsqueda de solución individual, el creer que los cambio dependen de los políticos, poner en la confianza en la industria que produce sin control, que promueve una educación para el consumo no para disminuir la contaminación, van a cambiar el rumbo del “HOLOCAUSTO CLIMÁTICO”.

Luchar en favor del planeta es una tarea peligrosa, incomoda, perturbadora de la economía productiva y consumista controlada por las grandes multinacionales. Genera contradicción entre los que promueven disminuir la contaminación que nos permite rescatar el planeta y quienes sostienen el poder que contamina. Confronta nuestra educación que niega la vida y se esfuerza en hacernos creer que no hay otro modelo de producir y consumir los bienes que nos ofrece la Madre Tierra.

¿A caso tú cree que el ser humano, las plantas, las especies vivientes, pueden producir lo que la tierra no posee?

El ser humano, maneja las materias que facilita la Madre Tierra. Las puede, mesclar, combinar, transformar… No puede crear nada, solo la tierra nos da los que necesitamos, sin ella no es posible la vida humana, ni de todas las especies vivientes que existen.

¿Podemos negar que estamos entre la espada del simplismo económico y la incómoda tarea de vivir y luchar por la dignidad humana y la conservación de la Madre Tierra?

¿Es posible ser indiferente, exageradamente conformista con el mundo que le estamos dejando a la presente y futura generación?
Confieso mi inconformidad, mi preocupación por la indiferencia de los ciudadanos/as, con respeto al tema del cambio climático, mejor dicho; del HOLOCAUTO CLIMÁTICO.

Confieso mi decepción porque parece que la humanidad, esta entregada, arrodillada, decidida a seguir cavando su propia tumba.

Confieso, que no me resigno a vivir de manera egoísta he irresponsable, sin luchar por la vida de la humanidad y la Tierra…

¡PODEMOS PARAR EL HOLOCAUSTO CLIMÁTICO, SI QUEREMOS PODEMOS!

COMPARTIR

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales).