Guerra entre danilistas por el “pastel palaciego”

0
278
Salvador Holguin - Periodista.

Por: Salvador Holguín.

Hilando Fino.

Se ha desatado una guerra entre danilistas por el control de los cargos en diferentes instituciones del gobierno de Danilo Medina Sánchez, quienes entienden que estos cuatro años les pertenecen, porque según ellos este es el tiempo de los leales al líder Medina.

Todo comenzó  el 16 de agosto día de la toma de posesión del cuatrienio 2016-2020 del presidente Danilo Medina, cuando los de protocolo del Palacio empezaron a susurrarle al oído a los funcionarios del periodo pasado que iban a ser ratificados y los nuevos que serían nombrados, diciéndoles que del Congreso tenían que pasar a la Presidencia pero sin explicarle para qué, solo el presidente, Gustavo Montalvo y José Ramón sabían qué estaba pasando, al llegar allá Carlitos quedó sorprendido porque nadie le había informado nada a él.

El pugilato principal es entre el ministro administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, y el asistente leal personal de Danilo Medina, Carlitos Pared Pérez, sin dejar de mencionar la pugna de los guardias y civiles de la seguridad del presidente, Cáceres Silvestre, Miguel Mercedes y Robert De la Cruz, conflicto que no ha permitido que el general Viola sea designado en un cargo de relevancia por su firmeza, perseverancia y fidelidad al líder y a su comandante del cuerpo de ayudante.

La manzana de la discordia la desató el recién designado director de Aduanas, Enrique Ramírez, el cual según nuestra fuente presidencial fue puesto ahí por Peralta, y Carlitos Pared Pérez  tenía para ese cargo a José del Castillo Saviñón, a quien para no dejarlo fuera de las mieles del poder lo puso en Indotel, en lo que se define el panorama de los cargos.

Lo que ha despertado en José Ramón Peralta el interés de dirigir las Aduanas es porque solo le faltaba eso para convertirse en el jeque de las importaciones del país no sólo como funcionario sino también como empresario, esto lo confirma el nombramiento que ya había hecho del ministro de Agricultura, Ángel Estévez.

El flamante ministro de la administración danilista anteriormente había dado señales muy claras de que le interesaba tener el control total del poderoso sector de los productores nacionales y las importaciones y exportaciones dominicanas, para desde ahí poder narigonear a los empresarios del área y blindar sus intereses porque desde ya está trabajando para ser el sucesor de Danilo Medina.

COMPARTIR

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales).