Guaroa: Me bautizó

1
1003
Rafael Guaroa Reyes Gómez (Guaroa) - Chófer

Por: Juan Pablo Bourdierd.

San Ignacio de Sabaneta, Santiago Rodríguez, RD. – Como todos los conocemos “Guaroa”, alguien que conocí en el año 1986 en el trayecto Santiago Rodríguez – Santo Domingo y que jamás he olvidado, el cual saludo con mucho respeto y agradecimiento.

Este amigo, no me dio nada material, tampoco me prometió un cargo, mucho menos un puesto público ni privado, simplemente le pagaron un servicio de transporte, pero recuerdo cuando nos dijo “estamos en Mao, Esperanza (aquí se hace azúcar y nos enseñó el ingenio), Santiago, La Vega, Bonao,…llegamos a Villa Altagracia (aquí también hay un ingenio, también se fabrica azúcar)”, ese fue mi primer viaje al pueblo. Gracias por esa enseñanza.

Rafael Guaroa Reyes Gómez de 59 años de edad, chófer de toda una vida, hoy en el parque Don Juan Rosado me dice “todavía hago algunos viajes, pero solo con personas que conozco, porque hay muchas inseguridad, ya no son los mismo años”, puntualizo.

Cuando todavía era muy joven aproximadamente 18 años de edad, entonces practicaba Atletismo con César Bienvenido Reyes, se realizó un viaje a Santo Domingo, “Un encuentro de deportistas con Jacobo”, esta actividad fue realizada en la cancha del barrio San Carlos, este viaje no lo puedo olvidar, fue mi bautizo, tengo una duda, Guaroa fue el padrino o el sacerdote, de lo que no tengo dudas fue el recuerdo y enseñanza que me dejó. Gracias no solo de pan vive el hombre!

También recuerdo que iban en este viaje: Manuel Gonell (Neney), Felo (cafetería), “Sandolo”, César Reyes, Salvador Jiménez, Luís Hernández, muchos mas…

Rafael Reyes Gómez (Guaroa), “aprendí muy joven a manejar, apena era un niño, mi profesor fue Varé García quien me ponía almohadas en los glúteos, el carro fue un Datsun 120 I color rojo, propiedad de Nenito Pilarte”, dijo.

COMPARTIR

1 Comentario

  1. Amigo Papanín: Nunca me he visto en la desagradable perentoria o disyuntiva de alabar a un hombre por su jerarquía social,; pero sí ha sido una ocurrencia habitual, el que le exprese mi reverencia y endose admirativo a aquellos que ha base de esfuerzo han logrado escalar peldaños evolutivos en su peculio intelectual. Tú eres el paradigma de esa exclusivista congregación. Se retroactiva mi pensamiento a unos cuantos años cuando eras despilfarrado por las mordidas perniciosas de esos resentidos anónimos, quienes te acusaban de producir articulos palurdos e incoherentes. Hoy, puedo congratular tu perseverancia y manifiesta bonanza en tu educada propuesta. Genéricamente, los allegados esperan a que el individuo perezca para durante su velatoriao, endosarle toda clase de encumbrados atributos. Yo quiero expresarte aquí, y ahora. No más tarde o nunca. Mi bienquista y expontánea admirativa por tus logros y constante esfuerzo de superación. Un abrazo!

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales).