Por: Robert Núñez Cabrera.
El nuevo año ha comenzado y las expectativas políticas parecen desbordadas. Lo que parecía un “paseíto” del partido gobernante se ha venido complicando paulatinamente.

Todo indica que aquellos que pensaban que no necesitarían a nadie para que el presidente Danilo Medina se reeligiera deberían, si es que no lo han hecho ya, reconsiderar su triunfalismo.

El merecido posicionamiento del presidente y su extraordinario desempeño es reconocido por todos, pero la franja de votos no peledeísta (que ha oscilado entre el 40 y 47% en las últimas elecciones) no puede ser ignorada. Esos votantes, que en algunas encuestas parecen favorecer al presidente, no son confiables. A la hora de la verdad pesará más ” la sal que el chivo.”

Lo correcto es llegar a las elecciones con un partido unido. El triunfalismo no es buen consejero, eso lo deben saber aquellos a los que la arrogancia no les permite reconocer el valor de un liderazgo, que si bien ha cometido errores, ha sido, junto a Danilo, los que han ganado todas las batallas.

A todos debemos recordarle lo que decía Mahanma Ghandhi: “Procura ser tan grande que todos quieran alcanzarte y tan humilde que todos quieran estar contigo”
Fuente:

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.