Fidel Castro espera sus 82 años sin pompas

276

Fidel Castro espera sus 82 años sin pompas y atrapado por Juegos Olímpicos. Fidel Castro espera su 82 cumpleaños el miércoles desde su reclusión médica, atento a los Juegos Olímpicos y al conflicto en Georgia, entre ritos santeros y carnavales en su honor, pero con una mezcla de indiferencia y respeto por los cubanos.

 

Aunque sin pompas ni convocatoria de un acto oficial, la fecha es recordada en La Habana y distintos puntos de la isla pero la población está más bien pendiente de la actuación de los atletas cubanos en Pekín, del calor, y de sus problemas cotidianos.

"Todos en Cuba saben que cumple años, pero nadie habla de eso. Lo respetamos por su papel histórico y esperamos que mejore. Pero la gente está esperando el partido de béisbol contra Japón. Si perdemos, hasta a él le va a dar un infarto", dijo una directora administrativa de 61 años.

Alejado del poder desde hace dos años por una enfermedad intestinal que lo tuvo al borde la muerte, Fidel, sin aparecer en público, está bajo vigilancia médica, hace ejercicios, lee libros y pilas de noticias, escribe sus memorias y artículos de opinión, que son difundidos en el sitio www.cubadebate.cu y en todos los medios locales.

En su "Reflexión del compañero Fidel" de este martes acusa a Washington de jugar con el peligro nuclear en el Cáucaso y de utilizar a Georgia como "carne de cañón" frente a Rusia.

"Ojala los Juegos Olímpicos puedan continuar sin ser interrumpidos por una gravísima crisis", subrayó Castro, quien sigue los Juegos clavado frente al televisor, en el sitio secreto donde convalece de su crisis de salud.

Apasionado de los deportes, Fidel, que de joven practicó natación, baloncesto y béisbol, está atrapado por el espectáculo olímpico: "El partido de voleibol femenino contra un buen equipo de Estados Unidos fue fenomenal, y la pelota no ha comenzado todavía", reseñó este martes.

El partido entre Cuba y Japón, que abrirá el torneo de béisbol en Pekín, ya fue anunciado por un presentador de la televisión cubana como un plato fuerte para festejar el cumpleaños.

Desde Pekín, la yudoca Yanet Bermoy le dedicó, como regalo, su medalla de plata en los 48 kg, la primera de Cuba en estos Juego Olímpicos. "Creo que cumplí con el Comandante en Jefe", afirmó.

La propaganda oficial destaca su liderazgo histórico. "En cada pecho, Fidel", tituló el periódico Tribuna de La Habana, con una foto del ex presidente a todo lo largo de la primera plana.

Los regalos van desde un DVD sobre diagnóstico prenatal de cardiopatías hasta exposiciones de caricaturas, y la movilización de los omnipresentes Comités de Defensa de la Revolución (CDR).

En homenaje a Fidel pero a tono con el llamado del presidente Raúl a "volver a la tierra", unas cuatro millones de mujeres revolucionarias realizaron el domingo una jornada de trabajo voluntario en el campo.

Aunque nunca aprendió a bailar, Castro es celebrado por estos días con los carnavales de La Habana, de la central Cienfuegos y de la oriental Guantánamo, y conciertos en La Plaza de la Revolución y en otras ciudades del país.

Con sacrificio de animales y toques de tambores sagrados, un grupo de santeros pedirá a los 'orishas' (deidades) el miércoles en un rito en las afueras de La Habana por la salud del líder comunista.

"No hace falta que el gobierno sea creyente. Se respeta la religión. Hace dos años hicimos un ritual por la salud del Comandante y parece que ha funcionado", dijo a la AFP Víctor Betancourt, uno de los babalawos -sacerdotes santeros- que oficiará el rito.

A pesar de sus limitaciones físicas, analistas aseguran que Fidel Castro mantiene su influencia en la isla; incluso le atribuyen una actual parálisis de los cambios que emprendió Raúl.

El presidente, de 77 años y quien sustituye a su hermano oficialmente desde febrero pasado -antes de forma interina- afirma que le consulta las decisiones más importantes.

Fuente:  

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here