Expresidente del CODIA pide reforestar cuencas de ríos en la Cordillera Central

0
216
Ingeniero Rufidalsy Gómez Díaz.

Por: Marcelo Peralta.

San Ignacio de Sabaneta, Santiago Rodríguez, R.D.- El ingeniero Rufidelsy Gómez Díaz pasado Presidente del Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores-CODIA- Regional Norte, propuso al Ministro de Medio Ambiente, Francisco Domínguez Brito ejecutar un proyecto urgente de siembra de árboles en las cuencas y riveras de ríos en la Cordillera Central, porque muchos están en peligro de desaparecer.

Gómez Díaz, nativo del municipio San Ignacio de Sabaneta, dice que hay que hacer de manera urgente un plan de servicio ambiental en todo el litoral de la Cordillera Central, a la vez que llama a los agricultores que allí habitan la adopción de conciencia para proteger el medio ambiente haciendo un uso eficiente de los recursos que nos proporciona la madre naturaleza.

Exhorta a agricultores de Cidra de Toma, Leonor, los parques José del Carmen Ramírez y Armando Bermúdez, Palmarejo, Maguana, La Pionía, Naranjito, Coquí, proteger esas áreas consideradas uno de los distintos ecoturísticos más productivos del país visitados por miles de excursionistas que van al Pico Juan Pablo Duarte en la Cordillera Central donde nacen números ríos que suplen de agua a millares de dominicanos.

Cita el caso del Río Artibonito que nace en Nalga de Maco en Santiago Rodríguez y desde ahí recorre más de 240 kilómetros de largo hacia Haití favoreciendo los cultivos agrícolas y alimentando a millares de seres humanos y luego desemboca en el golfo de Gonaive.

Otros ríos que nacen en la Cordillera Central son Mao, Amina, Toma, Guayubin, Yaguajal, Cana, Chacuey, Inaje y cientos de afluentes que proporcionan agua a seres humanos, animales, a los cultivos vegetativos, a presas, represas, hidroeléctricas, acueductos ubicados en las provincias Valverde, Montecristi, Dajabón y Santiago Rodríguez.

Llama a los habitantes de esas demarcaciones tomar conciencia respecto crisis de agua para el consumo humano, porque es un recurso esencial para la sobrevivencia, producción de alimentos, energía eléctrica y para actividades económicas.

En su opinión, para el ser humano, la pérdida de agua puede tener consecuencias graves, comprobado que los servicios de agua y saneamiento, son la causa directa del deterioro de las condiciones de salud y de de enfermedades originadas en el medio ambiente.

Estudios determinan que hay personas que mueren por enfermedades asociadas a la falta de acceso al agua potable, la inadecuada salubridad y la escasa higiene.

Dice que el agua en el futuro debido a que la escasez es uno de los problemas más acuciantes del nuevo milenio unido al cambio climático.

Siempre y de acuerdo a Gómez Díaz de no ponérsele atención al deterioro del medio ambiente, dentro de pocos años, la disponibilidad de agua en el mundo disminuirá drásticamente a causas del manejo inadecuado a los árboles, con disminuciones de los caudales de los ríos y sus desapariciones.

Graduado con honores de Ingeniero Electromecánico en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra-PUCAMAIMA-en Santiago y maestrías en Energía Renovables con sede en España; especialidad en Energías Renovables de la Universidad Iberoamericana en Puerto Rico  y en Administración de Empresas, considera que a los ríos del país y en especial los de la Cordillera Central, muchas de las gentes viven con estrés por falta de agua.

Gómez Díaz, es el Encargado de Mantenimiento Electromecánico de Aguas Residuales de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago-CORAASAN- dice que el agua potable es un derecho universal, indivisible e imprescriptible que tienen los seres humanos a fin de poder sobrevivir, por lo que insta a proteger los ríos, arroyos y cañadas en todo el país.

Opina que el abastecimiento de agua potable insuficiente e inadecuada implica riesgos, crean problemas a la salud, acrecienta las enfermedades, impide el saneamiento adecuado y sus dimensiones con impactos desgarradores, especial en las personas menores pudientes.

Insiste en que el agua potable es un recurso vital para el ser humano, que el derecho al agua potable y al saneamiento son partes esenciales e integrantes de los derechos humanos reconocidos en eventos internacionales.

Recomienda el bien universal, patrimonio vital de la humanidad, ya que el acceso al agua es un derecho básico, individual e inalienable.

Aboga y opta por una cultura sistemática del desarrollo sostenible en materia de agua potable libre de partículas extrañas sembrando arboles en las cuencas de nacimientos se ríos para proteger sus venas acuíferas.

Y plantea que para esos planes se integren a agricultores por ser guardianes de los recursos naturales ya que por décadas han sido sus abanderados de la preservación y conservación.

Durante una sesión de preguntas, Gómez Díaz dice que se impone proteger el bosque ya que no es un simple almacén de madera ya que protege los ríos, acuíferos, humedales y lagos por lo que hay que darles valores sociales, culturales, ambientales, productivos, porque descuidarlos sería llevarlos a su desaparición a corto plazo.

“Hay que integrar a todos los agricultores y entes como conjuntos de valores a enfocar el tratamiento de los ecosistemas desde el derecho humano como lo es el agua” dijo.

Llama a la población darle al agua potable el  valor esencial e imprescindible para que la vida misma sea posible sobre la faz de la tierra, es mucho más que un bien, que un recurso, que una mercancía, es un derecho humano de primer orden y un elemento que si desaparece no hay vida.

Fuente:

COMPARTIR

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales).