El congreso puede ser la chispa

196


Por Robert Núñez Cabrera
Dos razones para que tantos dirigentes aspiren al Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana:

1ro.- Las perspectivas de que ese partido continúe en el poder son muy buenas, y
2do.- Para ascender a ese organismo partidario ya no se necesitan méritos políticos ni morales.

 

Es lamentable que el dinero y la influencia grupal hayan podido más que los principios, despertando un proceder inaudito en los mandos medios del PLD, que se sienten burlados y en lugar de enfrentar esas malas prácticas las han asumido, desatando un pandemónium que indefectiblemente traerá consecuencias inimaginables en ese partido.

 

Si después de este congreso el PLD no toma medidas, asistiremos a la desaparición, en la práctica, del principal organismo partidario. Pasará como en el PRD y el PRSC, seguirá existiendo el Comité Central, pero sin ninguna función. Un organismo de esa naturaleza no es simplemente lo que dicen los estatutos, quienes lo constituyen son los que les dan fuerza y validez a lo que emana de él.

 

Pero lo verdaderamente trascendente es que las secuelas de éste congreso podrían marcar el rumbo de la nación: de un lado estarán los que creen en los principios y del otro los que piensan que con dinero se resuelve todo.

 

Y esa raya de Pizarro quedará claramente definida por el congreso Norge Botello, estimulará dos tendencias nacionales que competirán y nos darán la oportunidad que por años hemos esperando, sin influencia de los tres partidos mayoritarios ni el fanatismo que nos ha mantenido divididos, terminaremos uniéndonos por intereses particulares y comunitarios, convirtiendo los resultados de éste congreso peledeísta en la chispa que podría adecentar el quehacer político nacional.

Fuente:

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here