Dilmarys Cuello

Por: Dilmarys Cuello.

Vivencias que dejan moralejas.

Hola. Iniciando este año quiero partir de la interrogante, para los que tenemos el privilegio de tener “alumnos” en cualquier ámbito; comenzar la clase con una pregunta… – esa no necesariamente es la única forma pero es muy efectiva a la hora de sacar más información- Feliz año.

Esta frase la escuché en un congreso del COOPSANO, en donde una mujer sencilla de voz apacible y de rostro dulce nos preguntaba ¿Dónde nos está apretando el zapato? Como una forma de hacernos pensar en donde estamos flojos, débiles y esto no en el área cooperativista mas en bien en lo personal, en lo familiar. Y me quiero enfocar en la última parte FAMILIA. La República Dominicana vivió un 2017 duro para la familia – digo duro como malo, no como podría interpretarse… ¡este idioma nuestro!- la división familiar producto de los FEMINICIDIOS, solo en principio de noviembre del año pasado teníamos 84 mujeres menos en la república, ¿Eso no nos alarma? Donde nos está apretando el zapato? Es que no se entiende, por cada mujer menos es menos familia… calculen solo los niños y niñas que se están criando con abuelas, con tías, con la hermana mayor y en el peor de los casos con una vecina, pues dudo mucho que le papa “matador” se atreva a criarlos…

¿Dónde me está apretando el zapato? En la falta de gobierno; en la falta de políticas públicas que de verdad cuiden a las mujeres; en la necesidad de una educación real de igualdad y equidad. Me aprieta tener un presidente que, teniendo en su casa solo mujeres… No es capaz de dirigir unas palabras para animar a la sociedad a los cambios… o por lo menos al respeto a la vida.

De que nos sirve hacer anuncios, hacer canciones cuando ni siquiera nuestro gobierno, nos cuida…  Yo espero que al presidente le apriete tanto el zapato que tenga “abajarse” a quitárselo tal vez desde esa altura se dé cuenta del mal gobierno que hace.

Aspiro a que en algún momento, la familia sea el centro real de nuestra sociedad, pues ni en palabras nos estamos creyendo esto.

Este año nos plantea grandes retos en todos los órdenes, asumir que nos equivocamos, reconocer nuestras debilidades, usar nuestras fortalezas… Tomar en cuenta a Dios para nuestras decisiones…

Que bueno que no es un año electoral para que los gestos de humildad no nos asqueen para luego abandonar lo que tímidamente construye… Si nos aprieta el zapato detengámonos a quitárnoslo, sacudirlo, y si es necesario “meterle” la mano y sacar con delicadeza pero con certeza la piedra que nos molesta de no hacerlo nuestro pie comenzará sufriendo pero no tardará mucho para que se dañe el cuerpo completo.

Salgamos de este desorden…

La Biblia dice: “Dije: Oíd ahora, príncipes de Jacob, y jefes de la casa de Israel: ¿no concierne a vosotros saber lo que es justo? Vosotros que aborrecéis lo bueno y amáis lo malo, que les quitáis su piel y su carne de sobre los huesos; Que coméis asimismo la carne de mi pueblo, y les desolláis su piel de sobre ellos, y les quebrantáis los huesos y los rompéis como para el caldero, y como carnes de olla. Miqueas 3: 1- 3

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.