Diabetes y obesidad, mesa de honor.

Congreso de cardiología. Llaman al gobierno a aplicar acciones para enfrentar males.

Por: Florentino Durán

Santo Domingo, RD. – La cantidad de personas afectadas de diabetes y obesidad ha constituido estas enfermedades en una epidemia, en la que 35 de cada cien dominicanos se ven afectados, con riesgos de sufrir un accidente cerebro-vascular y morir.

Así lo reveló el doctor Wilson Ramírez, presidente de la Sociedad Dominicana de Hipertensión y Aterosclerosis SODOHAS, quien hizo un llamado al gobierno para que encamine política que propicie una campaña de concientización a la población a fin de evitar más mortalidad, ante el crecimiento vertiginoso de estas deficiencias.

El especialista citó que la cantidad de pacientes que llegan a las consultas ha ido en aumento, lo cual implica efectos catastróficos para la familia y la economía por lo traumático y costosas que resultan los derrames cerebrales e infartos que se podrían evitar reduciendo los factores riesgos.

Citó la falta de ejercicios, el tabaquismo, la diabetes y los medicamentos sin supervisar que unido a la hipertensión constituyen detonantes principales para que aumenten estar enfermedades y las estadísticas de mortalidad como producto de la falta de conocimiento. Tanto Ramírez como el cardiólogo Osiris Valdez, presidente del comité organizador expusieron en la apertura del II Congreso Internacional de Hipertensión y Aterosclerosis que se celebra en el hotel Embassy Suite de esta capital del 30 de Junio al 2 de Julio con la participación de 10 países.

Ramírez explicó que pese a que  18% de personas está medicada, sólo el 20 por ciento recibe los medicamentos adecuados, debido a la falsificación y falta de controles y supervisión que empeoran la situación  de los pacientes y ponen en riesgo su existencia.

 “Es urgente que se apliquen estrategias, para abaratar medicamentos y que el gobierno asuma con mayor responsabilidad, el supervisar sus fabricación y que coincidan con su compuestos”, expuso el experto.

PARTICIPANTES: 
Wilson Ramírez dijo que debe existir una mayor educación por parte de los dominicanos para evitar que esta tendencia continúe creciendo, dejando secuelas impactantes. En la apertura del evento en el hotel Embassy Suites, en el ensanche Naco, participaron Mónica Torres de Valdez, Fernando Wyss, presidente de la Sociedad Centroamericana de Cardiología, Osiris Valdez, presidente del comité organizador y Wilson Roa, por el CMD.

Fuente:

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.