¿Cómo soplan los vientos?

222


Por Marcelo Peralta
      mperiodista1958@hotmail.com
El año 2014 se está cerrando.
El presidente Danilo Medina va camino a dos años de gobierno.

Ha tenido logros tangibles.
También ha recibido «asomos y amagos» de adversarios internos de ensuciarle el «agua».
Ha sido muy positiva la gestión de Danilo Medina en varios aspectos.
La confianza depositada y el dinamismo del jefe de Estado ha sido la clave del éxito en su gestión.

 

Es que la confianza produce muchas veces la lealtad.
Es más hermoso dejarse engañar diez veces, que perder una vez la fe en la humanidad.
Cada ser humano debe tener fe y confianza en lo que hace.
Es en sí mismo donde nace el secreto del éxito.

 

El Presidente Danilo Medina sabe que no debe descuidarse, ni dormirse en los laureles.

Al Presidente Hipólito Mejia del PRD en el 2000 al 2014 lo alavaban mucho por sus dos primeros años.

A partir de ahí, a Mejía les «aguaron los huevos» y les ensuciaron el agua, como dice el refrán.

 

Le subieron la prima del dólar, el euros, los precios de los combustibles se dispararon como «globos en el aire», los supermercados eran llamados «casas del terror» y le satanizaron el gobierno de Hipólito Mejía.

 

Muchos de sus adeptos al ver esta situación les hicieron como algunos de los apóstoles a Jesucristo cuando andaba predicando por el pueblo hebreo que hasta lo «negaron» y permitieron que lo crucificaran.

 

El Presidente Danilo Medina está en una gran disyuntiva dentro y fuera de su partido en torno a la posible reelección para el 2016.

 

Al jefe de Estado se le asoma una gran sombra que debe iluminarla hasta con los rayos del sol si fuese necesaria y modificar la Constitución de la República, y entonces optar por un segundo mandato.

 

Para lograr modificar la Carta Magna, primero tiene que doblar muchos árboles para detener los «vientos» que soplan como un «huracán» dentro y fuera de su entorno.

 

Además, persuadir a diputados y senadores y a la cúpula de su partido para hacer esos ajustes.

 

Del Presidente Danilo Medina meterse en esa «Montana Rusa», que Dios lo ayude a salir con buen parto.

 

Medina y sus promotores saben que han cautivado una preferencia como ningún mandatario dominicano que deben sacarle el mejor de los provechos sin crear resquemores ni dentro de su partido ni fuera de él.

 

Danilo Medina sabe que si hoy es Presidente de la República no solo fue por los votos de los peledeístas, porque de partido a partido el morao perdió del blanco y de su candidato Hipólito Mejía.

 

Medina fue declarado ganador en el año 2012, porque muchos perredistas votaron por el PLD y los aliados de otros partidos que les sumaron votos.

 

El no es presidente solo de los peledeístas, sino de todos los dominicanos y dominicanas.

 

El camino esta allanado, la puerta está abierta, y lo que se impone es, jugar las barajas a ver cómo es que soplan los «vientos».

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here