ARRESTADO PANDILLERO DOMINICANO ACUSADO DE GOLPEAR HOMOSEXUALES

216

NUEVA YORK, Estados Unidos, Un noveno sospechoso de participar en las brutales torturas que sufrieron recientemente tres homosexuales en Nueva York fue detenido hoy, después de que no se entregara voluntariamente tal y como había pactado previamente con las autoridades.

 

La Policía de Nueva York confirmó hoy la detención de Rudy Vargas Pérez, de 22 años, integrante del grupo del barrio neoyorquino del Bronx que supuestamente protagonizó los citados ataques y que se hace llamar «Latin King Goonies».

En los últimos días la policía ya había detenido a ocho de ellos, de origen latino y con edades comprendidas entre los 16 y los 23 años, por las terribles agresiones que cometieron el primer fin de semana de octubre contra dos adolescentes de 17 años y un hombre de 30 años, a quienes acusaban de ser homosexuales.

Según la Policía, los nueve individuos cometieron agresiones en El Bronx, donde operaba la banda, contra sus tres víctimas en diferentes momentos a lo largo del fin de semana del 2 al 3 de octubre.

La primera agresión fue contra un joven de 17 años que quería formar parte de la organización juvenil, al que torturaron en un apartamento del Bronx para que admitiera que había mantenido relaciones sexuales con un hombre de 30 años de la zona.

«Lo lanzaron contra la pared, lo hicieron desnudarse, lo golpearon en la cabeza con una lata de cerveza, lo cortaron con un cúter y lo sodomizaron con el mango de un desatascador», explicó el pasado viernes el jefe de la Policía neoyorquina, Raymond Kelly.

El oficial detalló que el grupo cometió una agresión similar y en el mismo lugar al día siguiente contra otro joven de 17 años al que también acusaban de ser homosexual.

También explicó que la banda consiguió que subiera al apartamento el hombre de 30 años que creían que había mantenido relaciones sexuales con los jóvenes, y allí lo sodomizaron con un bate pequeño de béisbol después de obligar al joven de 17 años a golpearlo e incluso a quemarle con un cigarrillo.

«Estos sospechosos cometieron agresiones horribles bajo un esquema de nueve contra uno, lo que los convierte en unos depredadores cuyos crímenes son tan cobardes como despreciables», aseveró.

Las fuerzas de seguridad de la Gran Manzana descartaron que la banda detenida esté relacionada de alguna manera con la pandilla «Latin Kings» y aseguraron que simplemente eligieron un nombre similar para causar más impacto en las calles de la ciudad

Fuente:

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here