Amperes y la fiesta

7426
Juan Ruperto Torres.

Por: Juan Ruperto Torres
Algo que caracteriza a los grandes pensadores es su capacidad de atención.

Cuando afirmamos que son despistados es porque no hacen caso de lo que les decimos; tienen su mente ocupada en otros menesteres. Cuentan que Amperes, el famoso físico, dio en cierta ocasión, en compañía de su mujer, una fiesta. Cuando aún estaban en los preparativos, la mujer se acercó a su marido y le dijo: «Cámbiate la corbata. No te hace juego con la camisa«.

Ampere subió a la habitación. Después de una hora, con la fiesta en su apogeo, aún no había bajado. La mujer, preocupada, se acercó al dormitorio para ver lo que pasaba. Al llegar se encontró con su esposo plácidamente dormido en la cama, con el pijama puesto.

¿Qué había pasado? Cuando se quitó la corbata, sin saber lo que hacía, siguió desnudándose. Se puso el pijama y se acostó. Su mente estaba en otro lugar. Tal vez ocupada en el análisis de la circulación de la corriente eléctrica.

Los genios son como las torres; a distancia se entiende su altura, pero al lado es imposible medir su grandeza. Justo de Lara (1866-1919), escritor Cubano.

1 Comentario

  1. Los genios, mi querido amigo Ruperto, usan siempre la relatividad de la que hablaba Einstein…y la lógica es como el aire para ellos, lo mas natural. No están sujetos a relojes, orden, ni organizaciones, su calendario esta establecido entre lo inf

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here