Aguardo

923
Aguardo (foto FE)

Autor: Sergio H. Lantígua – Poeta y Escritor.

El aguardo, se puede parangonar con el monótono tren de las horas que no tiene paradas en el tiempo. Donde los silencios se hacen nuestros consuetudinarios confidentes, para convertirnos en entes taciturnos atosigados por lapsos desesperantes que nos hacen inmergir en lagunas de profunda melancolía convirtiéndonos en vagabundos desposeídos de esperanza en espera de ese ansiado acontecer exento de certidumbre que quedará suspenso, enclaustrado en la incertinidad de lo inconcluso ahorrando cada minuto de espera, aferrados a los latidos del corazón ante el preludio del encuentro para gastarlos besando sus palabras, y abrazando su voz si es que algún día, volviésemos a encontrarnos.

Sergio Lantigua

AGUARDO
Cierra tus ojos y en esa oscuridad
Piérdete entre el follaje hechizado
Que levita a lo introverso del silencio
Deja que avarientas espirales te mezan
En un viento con sus aspas invertidas
Alójate subrepticia en la piel de mis ansias
Deambula por los laberintos del deseo
Sin que nadie se de cuenta
Deja que te deslumbren los rayos
Absueltos entre simas y golfos de niebla
De un sol que aún no ha surgido a la vida
Anda enciende la luz del fuego fatuo
Sumérgete en la silueta líquida del sueño
Eterniza tu timidez en una caricia
Abandónate desnuda en la nívea espuma
Que rescata la orilla del convulso oleaje
Encúmbrate a lo infinito del tiempo
Hasta ese olvido sin edad ni trasfondo
Allí donde los labios, los besos y el amor
Se alumbran con el fulgor de las estrellas
Y entonces puede que volvamos a encontrarnos

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here