spot_img
IniciomasA la raza inmortal del 14 de junio

A la raza inmortal del 14 de junio




blank
Por: Ricardo González Quiñones
Traían más patriotismo que municiones, más ideales que ametralladoras, porque sabían que con su coraje, borrarían las barreras que separaban la dictadura, la muerte, los asesinos y los ladrones de la libertad.

Era un lema a vivos gritos, como lo manifiesta una estrofa de nuestro Himno Nacional
«SER LIBRES O MORIR«. Sabían que tenían que vencer los miedos, a los delatores o calieses, que eran la mayoría, a los arrogantes, a los oprobiosos, a los ignorantes, a los asesinos, a los vasallos y a los que no sabían ni creían, que el país tenía que salir adelante sin ese nefasto personaje.

blankCuando aterrizaron en Constanza aquel domingo catorce de junio de 1959, y desembarcaron en Maimón y Estero Hondo el sábado 20 de junio de ese mismo año, llenaron el país de dignidad por los cuatro puntos cardinales. Sembraron desde ese momento las semillas que germinaron un martes treinta de mayo de 1961, quitando del medio al ladrón y asesino más grande que ha parido esta media isla, y con el ajusticiamiento, dar paso a una nueva esperanza en la vida republicana de nuestra nación.

Loor a estos muchachos que por Constanza, Maimón y Estero Hondo hace 54 años «llegaron llenos de patriotismo, enamorados de un puro ideal y con su sangre, noble, encendieron la llama augusta de la libertad. Su sacrificio que Dios bendijo, la Patria entera glorificará, como homenaje a los valientes, que allí murieron por la libertad.»




blankLoor a los cinco que nos asesinaron vilmente en nuestra tierra sabanetera bendita, el dos de julio de 1959. Guillermo Padilla, Luis Fernando Ozuna, Arcadio Ramón Peguero Reyes, Ogando, y Segura. Les juro muchachos, que la deuda social que nosotros los sabaneteros tenemos con ustedes, se comenzará a pagar muy pronto, porque no permitiremos que unos cuantos políticos desmemoriados traten de borrar sus sacrificios en aras de la libertad. Qué pena que mi generación no conoció a estos valientes, qué pena que yo no nací a principio de los cuarentas, para venir con ese grupo de inmortales, en esa gloriosa gesta nacional.

Pronto, cinco calles de nuestra amada Sabaneta, se vestirán de gloria cuando sus rótulos alberguen los nombres de tan grandes hombres, todos pertenecientes a la raza inmortal.

Y comenzaremos en las escuelas, en los colegios, en el parque, en las iglesias, en los caminos que bordean los conucos de los campos, en los charcos de los ríos, al pie de la montaña y en todas las manifestaciones de masas, a enseñar quienes fueron y a qué vinieron estos héroes, todos inmortales.

«El mundo no está amenazado por las malas personas, sino por aquellos que permiten la maldad».
Albert Einstein Físico Alemán 1879- 1955
Hasta pronto, Dios querrá
Arq. Ricardo González Quiñones
Sabanetero




ARTICULOS RELACIOANADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Coopsano

809-580-2378spot_img

Supermercado Doble A

809-580-2204spot_img

Ferreteria Genere

809-580-2929spot_img

Con tu ayuda seguiremos trabajando.

blank

El Nuevo

spot_img