CHICHI DE JESUS REYES - Periodista. (Foto: FE)

Por: Chichi De Jesús Reyes.

El primero de julio de 1966, hace medio siglo, el Dr. Joaquín Balaguer fue juramentado en la presidencia de la República, luego de su elección en las primeras elecciones generales después del   conflicto   bélico de abril del año anterior. Se impuso al Prof. Juan Bosch, cuya candidatura sustentó el Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

Hizo el traspaso formal de mando el Dr. Héctor García Godoy, presidente Provisional saliente. El acto contó con la presencia del vicepresidente de los Estados Unidos, Hubert H. Humphrey. El vicepresidente era el Lic. Francisco Augusto Lora.

En su discurso ante la Asamblea Nacional el nuevo presidente  anunció un conjunto de proyectos de índole social que incluyó modificaciones en las tradicionales estructuras de tenencia de la tierra  “mediante una redistribución de las mismas entre las grandes masas campesinas y a través de un efectivo programa de reforma agraria”. Este anuncio lo plasmó seis años después y a tal efecto, constituyó la denominada Comisión de Aplicación de  Leyes Agrarias (CALA), cuyo primer presidente fue el Lic. Freddy Prestol Castillo.

Asimismo, Balaguer  prometió gobernar para todos los dominicanos dentro de unas estructuras liberales y progresista, al tiempo que reiteraba que no “he vuelto al poder para ponerme el uniforme y las botas de Trujillo  sino para hacer un intento  sincero en lograr  que esos símbolos de opresión desaparezcan de la vida de todos los dominicanos”.

El nuevo Gobierno Constitucional inició sus labores con medidas calificadas de “agresivas” como fueron  las eliminación de los aserraderos y el control de la deforestación, así como el saneamiento y reestructuración de la Corporación Azucarera Dominicana (CAD), convertida en Consejo Estatal del Azúcar (CEA), mediante la ley No.8, del 19 de agosto de 1966, cuya dirección ejecutiva asumió Balaguer  hasta la  designación del primer titular,  el reconocido  profesional de la administración Gaetán Bucher, que contó con la  asesoría militante del  Lic. Luis Julián Pérez

Doce años después, en la gestión del presidente Antonio Guzmán, Bucher volvió a la dirección del CEA. Otra decisión de Balaguer que mereció el reconocimiento público de la ciudadanía fue la designación de 26 damas  como gobernadoras  Civil en el mismo número de provincias en que se dividía el territorio.

EL GABINETE

El nuevo gabinete, designado y juramentado el mismo primero de julio,  contó con la participación de tres altos dirigentes del opositor Partido  Revolucionario Dominicano (PRD): Antonio Martínez Francisco.  José A. Brea Peña y Juan Casanovas s  Garrido,   nombrados Ministros  de Finanzas, Industria y Comercio y Sin Cartera, respectivamente. Otros ministros fueron Fernando Alvarez Bogaert, en Agricultura; Altagracia Bautista de Suarez, en  Trabajo; Víctor Hidalgo Justo, en Educación; Gilberto Herrera Báez, Relaciones Exteriores y Luis Mauricio Bogaert, Obras Públicas

El Partido Liberal Evolucionista (PLE), de Luis Amiama Tió, quedó representado por Tabaré Alvarez Pereyra, en el Ministerio de Salud  y Previsión Social; el Progresista Demócrata Cristiano (PPDC), por su presidente Ramón A. Castillo, designado Ministro  de Interior y Policía; Tomás Alcibiades Espinosa, Ministro sin Cartera, perteneciente a Unión Cívica Nacional  Revolucionaria, una facción de la antigua Unión Cívica Nacional (UCN.

El general Enrique Pérez y Pérez, en el Ministerio de las Fuerzas Armadas.  El Lic. Polibio Díaz, era el Consultor Jurídico del Palacio Nacional, mientras que los Licenciados Rodolfo Valdez Santana y Patricio Badía Lara, representantes de las provincias La Altagracia y Espaillat, respectivamente,  ocuparon las presidencias del Senado y de la Cámara de Diputados.

Cinco meses después de la juramentación del  gobierno balaguerista   sancionó una nueva Constitución de la República,   en cuyo  texto quedó tácitamente permitida la reelección presidencial al no ser prohibida  expresamente. Esta sinuosa formula por “omisión” fue consagrada en otras constituciones, comenzando por la de 1908, que sirvió de acicate al presidente Horacio Vásquez, para  justificar  su continuismo al    intentar reelegirse a un nuevo periodo gubernamental.

chichidejesusreyes@gmail.com

Fuente:

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.