Virgen de Altagracia, madre del hijo de dios, madre nuestra

356

Lo de HOY

Por: Pascual Ortiz

Virgen de Altagracia
Ae, a e…
Protectoctora nuestra
Ae, a e…
Hoy todos tus hijos
Ae, a e…
Venimos a darte gracias
Ae, a e…

San Ignacio de Sabaneta. La virgen María, es la merecedora de la más Altagracia entre las mujeres. Madre del hijo de Dios, madre nuestra. Protectora del pueblo dominicano, protectoras de todas las madres, madre; nuestra. Hoy venimos a ti, a darte gracias, a pedir que siga dándonos tu bendición y que nos acompañe en esta lucha por nuestra liberación.

«Concebirás en tu seno y darás a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. El será grande y llamado Hijo del Altísimo» (Lucas 1, 31). El Ángel dio la buena noticia a María. Y su prima Isabel la llamo, «bendita tu entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! De donde a mí que la madre de mi Señor venga a visitarme)? » (Lucas 1, 42-43).

Y María, llena de gracias le dice a su prima; «canta mi alma la grandeza del Señor, Y mi espíritu salta de gozo en Dios. Mi salvador, Porque puso sus ojos en la humilde condición de su esclava. Y así desde ahora, me llamaran bienaventurada todas las generaciones. Porque cosas grandes hizo en mí el Poderoso. Santo es su nombre» (Lucas 1,46-49).

María, es la imagen más visible del rostro materno de Dios. Ella representa la vida en toda su plenitud. Es la mujer comprometida con el Reino del Dios de la vida. Es la que demuestra su fe, su amor, su esperanza; su misión a favor de los pobres y en contra de la opresión y la manipulación en que eran y son sometidas las mujeres.

María, no es una mujer extraordinaria, es sencilla, humilde; madre de un niño que lleva por nombre, Jesús. María es una mujer más de pueblo Nazaret. Que vivió, su relación con la carencia que Vivian todas sus vecinas. Todos los acontecimientos los guardaba en su corazón, materno y crucificado por la cultura machista en que vivió (Lc 2 , 19). Es la mujer que calladamente daba testimonio de su compromiso con la vida, ella hizo presente la verdad del Dios-Padre-Madre; en la historia.

Vamos todos/as a escuchar hoy a la Virgen de la Altagracia, ella está presente en todas las madres de hoy. Ella es hermana, amiga. Comprender que podemos respetar y amar a nuestra mama y ser como ella, y como su hijo Jesús. Es cambiar nuestra mentalidad, es comprender que María y Jesús fueron de carne y hueso.

Bendice Virgen de la Altagracia, a toda la humanidad. Haznos comprender, que todos/as , somos; hermanos/as.

Fuente:

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here