Fernándo Hidalgo - Politólogo (Foto: FE).

Por: Lic. Fernando F. Hidalgo.
Los partidos políticos en la República Dominicana se han manejado desde inicios de la vida independiente, siempre con ese vaivén de gente que se mueve entre uno y otro a partir de sus conveniencias coyunturales. Es producto del clientelismo que abre espacio a los oportunistas que buscan escalar posiciones.

En la proximidad de cada proceso electoral ocurre lo mismo: trasiego de militantes y dirigentes de un partido a otro. La actual coyuntura no es diferente. Luís Abinader del Partido Revolucionario Moderno, aprovecha que está llegando gente de otros partidos, principalmente del PRD, que se ha sentido desplazada o que ha perdido la esperanza que tenía de ser candidato a algo.

También al PRD está llegando mucha gente, que se mueve del PRM o antiguos seguidores del expresidente Hipólito Mejía, motivados por la alianza electoral con el PLD o atraídos por la posibilidad de ir al gobierno de Danilo Medina, a ocupar un puesto público. Probablemente sean muchos más estos últimos, aunque no tengan la jerarquía que se les atribuye a quienes se le suman a Abinader. Además, parece ser que a Miguel Vargas no le interesa mucho que se conozca públicamente el regreso de esos perredeístas.

En el caso del PLD se crea mucho disgusto interno, ya que personas que han sido miembros activos de dicho partido, durante mucho tiempo no han tenido la oportunidad de ser nombrados en el tren gubernamental, esto le puede resultar muy caro al partido en niveles municipales, provinciales y hasta presidencial, por la fuga de importantes dirigentes y votos, solo que se hacen de la vista gorda al estar obnubilados por la supuesta alta popularidad del presidente.

En mi provincia no es distinto el ambiente, principalmente en mi municipio, donde se ha desatado una guerra de dimes y diretes al mas bajo nivel, donde personas sin ningún tipo de conocimiento de lo que es la política, hacen llamados en medios públicos a desobediencia y así perturbar la paz de todos los ciudadanos que conforman nuestra Sabaneta.

Con estas negociaciones el ciudadano de a pie debería analizar la importancia de su voz y voto, no caer en la trampa de res al matadero, y esas caras de ambos partidos (PLD-PRD) ya desfasadas desde la cúpula, y sin nada que ofrecer lo mejor seria su retiro por dignidad y vergüenza propia.

Concluyo con dos párrafos del Dr. Ramón Antonio Veras, se que a muchos a muchos en nuestro pueblo les ha de servir.
Al sinvergüenza aquí se le da un trato de relieve, como la fruta más exquisita, el postre del sistema; es un ciudadano prohijado, recibido como un prócer; el magnate del círculo donde se mueve; es todo un personaje resaltado por sus iguales inservibles. En razón de sus habilidades y ausencia de escrúpulos, el sinvergüenza ha logrado ocupar espacios que en cualquier otro país son reservados para personas de valía por su comportamiento.

La adulonería hacia el sinvergüenza ha llegado hasta el punto de que gente que se suponía era de bien, decente, ahora es la más cofrade, aliada del desvergonzado, se ven como socios en las sinvergüencerías, han hecho alianza nefastas. La incidencia que tiene el sinvergüenza en los partidos tradicionales se extiende a los gobiernos en los cuales, por la consideración que se le tiene, llegan a tener hegemonía; la influencia que ejerce en las instituciones del Estado le lleva a comportarse con prepotencia; su dominio, el sinvergüenza lo traduce en preeminencia; su pujanza lo lleva a ser de los dueños del poder.

Nota: El autor es nativo de Sabaneta, Santiago Rodríguez, nació el 30 de mayo de 1984, mi sector Hermanas Mirabal, egresado de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Facultad Ciencias Jurídicas y Políticas, obteniendo el título de Licenciado en Ciencias Políticas.

Actualmente resido en la ciudad de Santiago de los Caballeros, donde me desenvuelvo como docente, poseo estudios superiores en Derecho Constitucional, Procesos Electorales y Derecho Internacional Público, actualmente cursando la Certificación en Habilitación Docente.

La coyuntura política que esta atravesando el país, pero en sentido especial nuestra provincia, me ha motivado a escribir este artículo.

Para comentar: (Deben poner sus nombres completo y reales); SABANETASR.com no es responsables a ningún comentario.