Santiago Rodríguez es alegre por ser la provincia de los músicos

1132
Banda de música Sabaneta

Por: Marcelo Peralta y Juan Pablo Bourdierd (JPB)

SANTIAGO RODRIGUEZ, R.D. En ocasiones hay cosas que en principio se ven tan pequeñas, pero al discurrir el tiempo se convierten en extraordinariamente grandes para resaltar sus orígenes.

La provincia Santiago Rodríguez está catalogada como la capital del casabe, el maní, el chivo, la artesanía manual, la del ganado vacuno, conformada por hombres y mujeres laboriosos, estudiosos, hospitalarios, solidarios, amantes de las bellezas naturales y corporales.

De ésta provincia han salido hombres y mujeres de aquellos y aquellas que saben alegrar millones de corazones.

Nos referimos a la pléyades de músicos».
Citaremos algunos porque el «tutú» no retiene muchos de aquellos que brillaron en el estrellato como fueron José Joaquín Sosa-Piringo-, Juan José Reyes-Bobote- Chiro Reyes, José Blas Durán, Emilio Vargas-Emilio Kilómetro-, Orlando Rodríguez, Berto Revedor, Víctor Ramos, Elías Gonell, Alexis Rosario-Chamaquito-, Jhovany Vargas, José Andrés Leclerc-Nito-, Roberto Reyes-Bubá-, Carlos Vargas, Confesor Torres, Ramón Santos-El Muecre-, los hermanos Nelson y Leo Pimentel, Miguel e Isaías Leclerc, Miguelito Medina, Juan Vargas, Lolito Rodríguez, Ramoncito Ventura, Tato Ventura, José Abelardo Bourdierd, Yanina Rosado, Seíto Taveras, Fefita-La Grande-; Nene Bourdierd, Tomás Serrata, Félix Rosario, los hermanos Radhamés, Ramón y Rafael Gómez, José Joaquín Sosa-Kaki-, Juan Miguel Rodríguez, El Chulo de La Joya- entre otros.

Muchos de estos músicos pasaron por las finas manos y la experiencia del maestro ido a destiempo Don Juan Rosado Capellán, que dejó su pueblo natal, Tamboril, para atrincherarse en Santiago Rodríguez a enseñar a jóvenes a tocar los instrumentos.

Todas las bendiciones irían hacia el maestro Don Juan Rosado Capellán, pero hay que resaltar el respaldo decidido de su esposa a éstas iniciativas como lo hacía Doña Celita.

Sin importar el estruendo de la tambora, las trompetas, el piano y los demás instrumentos, Doña Celita pese a la distancia de la casa, el cine y la escuela estaba atenta a fallas que cometían los principiantes músicos para decirle a su esposo donde debía reforzar más.

Cada uno de los sabanetenses desea siempre lo mejor en la vida para el éxito de sus jóvenes.

Pero debemos darnos cuenta que en la vida no necesitamos nada, sólo amor, respaldo emocionar, humildad, sencillez, entre toras cualidades que adornan al ser humano para ser de bien a la patria.

En el camino de la vida hay que desprenderse de todo, no nos hace falta nada.

Debemos tomar conciencia de que el camino de la vida solo es felicidad y amor, ya que cuando nos llega la hora tenemos que ir ligeros y libres de equipajes.

Y pasar de esta sociedad a cambiar de residencia, por lo que debemos ser sencillos, humildes, dar gracias de lo que hemos logrado, tenemos, a gradecer a Dios, sonreír a la vida y a aquellos afortunados de la fortuna amén.

Si Don Juan Rosado Capellán hubiera vivido en nuestros días, seguramente habría hecho las anécdotas de muchos jóvenes en sus pininos como futuros músicos y vocalistas.

Convencido, además, estaríamos y así lo resaltarían las páginas de SABANETASR.com de que hubiera triunfado en su propósito de mantenerse vivo, con muchos más relatos de los reunidos antes.

Porque habría tenido que responder muchas preguntas de sus lectores al insertarse estas líneas en SABANETASR.com.

Fueron muchos los niños y niñas que Don Juan Rosado Capellán tuvo que moldear para convertirlos en excelentes manejadores de los instrumentos, el escenario y sus voces.

Las democracias representativas han sufrido bastante desgaste y cuestionamientos por su ineficacia y tendencia a comulgar más con los intereses económicos de los grandes grupos de poder que con los de la gente. Fuerte a aquellos que han acumulado fortunas monetarias a costa de la «frágil democracia » representativa imperante en República Dominicana ya que por esas razones no se le obliga a rendir cuentas.

No entiendo ¿por qué entonces hay quienes se empeñan en demostrar que sistemas electorales con tan baja participación son el nom plus ultra de la democracia?.

No me gustan los extremos, pero cuando alguien se empecina en ir a ellos, por efecto de acción y reacción también corro el riesgo de caer en el otro lado opuesto.

Aunque pueda sonar algo presuntuoso, digo que quisiera para todos la libertad de pensar y expresarme que yo siento.

Pero también ésta hay que conquistarla con el filo del trabajo.

Lo único que quisieras es que personas que aman a su familia tanto como para sacrificar comodidades personales por estar con los suyos, aún en las circunstancias difíciles de un país pobre y hostigado, pudieran sentirse alguna vez tan libres como me siento yo, aunque con una libertad a media, pero…..

Muchos nombres han faltado por colocar en estas líneas.
Queda a opción de los lectores completarlos….

De pie, en última fila de izq. a derecha:
1. Frank Durán (fallecido)
2. Polincito Thomas 3. Eduardo Núñez
4. Berto Sosa (fallecido)
5. Confesor Torres (fallecido)
6. Rafael Saint hilaire
7. Elías Gonell (fallecido)
8. Diógenes Diloné (fallecido)
9. Papito Toríbio.
10. César Toríbio (fallecido).

2da Fila, de pie..izq a derecha….
1. Grin Gómez
2. Domingo Fun
3. Fabano Lantígua
4. Tito Lantígua (fallecido)
5. Freddy Villalona (fallecido)
6. Desconocido
7. Arcádio González.
8. Mende Blanco
9. Fofo Castellanos
10. Mauro Sosa (fallecido).

Sentados, de izq a derecha:
1. Frank Echavarría
2. Víctor Ramos 3 (fallecido)
3. Musiquita
4. Maestro Don Juan Rosado (fallecido)

Foto & ilustración: Doctor José Andrés Leclerc.

2 Comentarios

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here