OBISPO DEPLORA ABANDONO DE CARRETERAS EN LA LÍNEA NOROESTE

195

Por: Marcelo Peralta

SANTIAGO,.R.D.- El obispo de la Diócesis Mao-Montecristi, monseñor Diómedes Espinal, denunció que los funcionaros del Ministerio de Obras Públicas son incapaces de para resolver los problemas de las carreteras de los pueblos de la Línea Noroeste, que según dijo, están en condiciones deplorables para transitarlas.

Manifestó que el abandono de las carreteras es “deprimente y desesperante”, para los moradores de estas provincias, que llevan años demandando su reconstrucción.
Recordó que las autoridades prometieron durante la pasada campaña congresuales y municipales el arreglo de las vías de Montecristi, Santiago Rodríguez, Mao, Dajabón y Laguna Salada, pero que una vez concluido el proceso electoral los trabajos fueron abandonados.

“Ciertamente estamos en una situación deprimente con el deteriora de las carreteras, porque todas están destruidas y las autoridades solo prometen en campaña y nadie cumple después”, afirmó monseñor Diómedes Espinal.

El religioso deploró el hecho de que cada vez que los grupos comunitarios intentan hacer huelgas y paros los funcionarios se trasladan de inmediato a los pueblos a hacer promesas falsas, porque a su juicio, son estos son incapaces de resolver los problemas.
Monseñor Diómedes Espinal se expresó en esos términos en declaraciones al noticiario Noticias Cibao Visión, del Canal 25, de Santiago.

Se recuerda que la semana pasada los moradores del municipio de Laguna Salada y el distrito municipal de Jaibón, en la provincia Valverde, protestaron por varios días en demanda del arreglo de un importante tramo de la autopista Duarte.
También, los manifestantes reclamaban más control para frenar el microtráfico de drogas y la delincuencia común.

Levantaron el paro después que las autoridades les prometieran que cumplir con sus demandas. Además de los reclamos de los pueblos de la Línea Noroeste por la reconstrucción de sus carreteras y calles de los barrios, también piden del Gobierno más inversión en infraestructuras y en programas que fomenten empleos, la educación, el deporte y la cultura.

 

¿Y tú, que opinas?

Please enter your comment!
Please enter your name here